Anuncios

Azkena Rock Festival 2012 (jueves): los 80 fueron muy heavys

“Azkena 2012” src=”http://img.hipersonica.com/2012/06/azkena-2012.jpg» class=”centro” />

Puedo entender que en un festival como el Primavera con más de 80 conciertos diarios estos se solapen, pero no en el Azkena que ayer solo tenía once conciertos programados, en dos de sus tres escenarios, el principal y el que han estrenado a la entrada del recinto. Sin grandes cabezas de cartel la jornada inaugural contó con más gente de la que me podía esperar, aunque en la reventa se podían conseguir bonos para los tres días por solo 40 euros de algún que otro arrepentido. Un público mucho más joven que otros años y los katxis a 8 euros, un robo comentado hasta por los camareros de las barras. Un arranque de festival muy divertido regresando al heavy más ochentero, el de pelucones cardados y mallas. El Azkena nunca falla, sigue siendo el festival más cómodo que conozco, el punto de encuentro anual entre los rockeros y este año también, entre los heavys.

Twisted Sisters

“Twisted Sisters” src=”http://img.hipersonica.com/2012/06/Twisted-Sisters.jpg» class=”centro” />

No hay público más fiel que el heavy y son muchos los que no querían perderse a los míticos Twisted Sisters a los que cuesta tomárselos en serio. Jay Jay French y Dee Snider (que cosa más fea) juntos son algo así como los Modern Talking del heavy. Juegan con el glam y el líder pareció una versión rubia de Mario Vaquerizo, pero su voz y el sonido general de la banda aguantó el tirón.

Estiraron al máximo sus dos mayores hits ‘I Wanna Rock’ y un ‘We’re Not Gonna Take It’ que, metiéndose con nuestro inglés, convirtieron en ‘Huevos con aceite’. Momentazo, muy celebrado y un concierto muy divertido para arrancar el festival. (8,5)

Status Quo

“Status Quo Azkena” src=”http://img.hipersonica.com/2012/06/Status-Quo-Azkena.jpg» class=”centro” />

Si surge hoy en día una banda de veinteañeros suecos o australianos haciendo lo que hacen Status Quo, nos ponemos todos de rodillas. Lo de ayer fue impresionante, de verdad, pero los Status Quo no molan. Personalmente creo que están infravalorados y ahora felicito a los organizadores por haberlos colocado, con un par, de merecidísimos cabezas de cartel.

Con ellos no vale hablar de regresos porque en realidad siempre han estado ahí, durante más de 40 años repasando toda su colección de hits como ‘Rockin’All Over The World’, ‘Down Down’, ‘Something ‘Bout You Baby I Like’ ‘What You’re Proposing’ y una lista interminable de clásicos del rock sin los que las verbenas del pueblo, las bodas y otras celebraciones pachangeras a las que hemos asistido a lo largo de nuestra vida hubieran sido bastante más aburridas.

¿Viejos? Por supuesto, también los Stones, pero lejos de parecer unos abuelos ridículos mantienen el tipo, entre ellos hay un buen rollo que se ve en pocas bandas y sonaron potentísimos, hasta el punto que con solo un par de golpes de pedal en el bombo parecía que estábamos en un concierto de Justice.

https://www.youtube.com/embed/NS1-Qcxmr80

Las cuarentonas dándolo todo entre medley y medley mientras los más jóvenes apenas se movían. Al final llegó ‘Whatever You Want’ y todo el mundo explotó a bailar. ‘In The Army Now’ se la perdonamos. Clasicazos sin alcanfor. (10)

Steel Panther

“Steel Panther” src=”http://img.hipersonica.com/2012/06/Steel-Panther.jpg» class=”centro” />

Con los Steel Panther no podía parar de reír. Son algo así como un Scary Movie de todas las bandas de heavy metal. Son capaces de moverse con pasos de aerobic, sacar un espejito rosa y ponerse a pintar los labios en mitad del concierto y agitar sus melenas como si estuvieran en un desfile de peluquería. Quiero una camiseta de Lexxi Foxxx ya.

Pero bromas aparte, su música entre Bon Jovy, Aerosmith y Mötley Crüe mola y nos vuelve a recordar que el heavy glam de los ochenta hay que reivindicarlo más. Fueron la gran sorpresa del día y congregaron a tanta gente que el escenario se les quedó pequeño. Si a esto ya le metes efectos especiales a lo Kiss sería la bomba. (9)

Pentagram

“Pentagram Azkena” src=”http://img.hipersonica.com/2012/06/Pentagram-Azkena.jpg» class=”centro” />

Un lujo tener a una de las leyendas del doom metal tan difícil de ver en directo como son Pentagram, considerados como uno de los padres del género, aunque nunca alcanzaron la popularidad de Black Sabbath, ni de lejos.
 
Su frontman Bobby Liebling, con cuero y tachuelas, impresiona y uno no se quita de la cabeza las terribles imágenes del muy recomendable documental ‘Last days here’, en el que le veíamos agonizando en el sótano de sus padres atizándole al crack como un zombie.

Intercalaron temas de su último disco Bloodywood Last Rites, publicado el pasado año, con sus temas clásicos, aunque aquí no hay grandes hits conocidos por las masas. La sensación de estar ante una parte importante de la historia de la música, desconocidos por la mayoría. Pero ¿siempre triunfan los mejores? De ser así no existirían los malditos. (9)

Anuncios