Debutaron en largo en 2006 y demostraron que en Seattle también se podía hacer pop de alto quilataje al estilo de los viejos discos de Belle & Sebastian. Abrieron nubes con su música, dejaron que entrase el sol con arpegios de guitarras cálidos, tanto que parecían venir más de California que de la capital del Grunge.

Ahora están de vuelta. Math and Physics Club acaban de editar un nuevo ep que, en sólo cuatro canciones, vuelve a hacer maravillas en días otoñales. Lo mejor de todo es que los chicos no se han quedado quietos y quieren seguir creciendo como músicos. No es que ahora les haya dado por llenar sus guitarras con electricidad, no. Pero las citas a glorias pasadas les salen ahora de maravilla.

Véase, por ejemplo, la gloriosa Nothing Really Happened, el tema con el que olvidarse de esperar una reunión de los Smiths y darse cuenta de que hay gente que es capaz de traer su espíritu de vuelta, sin necesidad de que Morrissey esté de por medio. Son palabras mayores, pero la mejor canción de su nuevo trabajo mira desde muy arriba a tantos y tantos esforzados del pop que se afanan en vano por encontrar la receta mágica.

Sólo por Nothing Really Happened y su noche de juerga en la que nada pasa, en la que es lo mismo de siempre (¿a quién no le ha pasado?), este Baby, I´m Yours merecería la pena, aunque le acompañasen rebuznos o pitidos varios. Pero como lo que viene a su lado es un trío de buenas canciones (si bien In This Together sigue citando demasiado a Staurt Murdoch y sus chicos), no hay lugar para la queja. Cada vez menos promesa, cada día más realidad.

Escucha | Nothing Really Happened — Math & Physics Club

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments