“BBK Live 2013 viernes” src=”http://img.hipersonica.com/2013/07/bbk-live-2013-viernes-1.jpg" class=”centro” />

A priori, el día de hoy era el más flojo de los tres del festival BBK Live, no tanto ya por los cabezas de cartel sino por la sensación de relleno en los escenarios más pequeños y el descuido que supone, por ejemplo, condenar a Standstill a las 02.00h y mantener en prime time a Fuel Fandango o a Los Zigarros. Claro, de la manera en la que climatológicamente se desarrolló la noche, aguantar por los catalanes para, previsiblemente, soportar el aburrimiento de su nuevo disco en un escenario poco adecuado para el grupo, fue un plan que se desmontaba por su propio peso.

[Nota del editor: el autor de esta crónica es Javimetal. Su excursión por el País Vasco en busca del RH- 100% auténtico rechaza todo tipo de Wi-Fi moderno, de ahí que su firma no aparezca en el post. Solo tenéis que ver las notas y las buenas palabras para encontrar su criterio.]

Benjamin Biolay

“Benjamin Violay BBK Live 2013” src=”http://img.hipersonica.com/2013/07/bbk-live-2013-viernes-3.jpg" class=”centro” />

El francés habría lucido bastante más de noche, con un juego de luces acentuando las texturas de una actuación si bien no superbe, sí lo suficiente como para ser uno de los destacados del día. Con un sonido impecable, un entusiasmo más rocker que crooner y una sólida banda detrás, y empujado por el considerable número de compatriotas entre el público, demostró que, aunque por detrás de Dominique A, es lo suficientemente sólido como para convertir un escenario de festival en un lugar tan bueno como cualquier otro para airear la culpabilidad, las dudas y la autoafirmación. La testimonial presencia de Carl Bârat (con desproporcionada importancia en el cartel) se limitó a expresar en un par de temas qué es lo que podría hacer el segundo y que, sin embargo, ni se aproximó en su disco de debut. Pese a lo inadecuado del horario, agradable entrada al segundo día del festival (7).

The Vaccines

Hablar de su media actuación es hablar del gafe (previsible, por otra parte, teniendo en cuenta la climatología del Norte peninsular) que supone tener que interrumpir y cancelar un concierto por la tormenta. En la media hora escasa que han podido tocar constataron lo ya dicho en su concierto del Primavera Club: pese a que tienen la predisposición y las ganas necesarias para los conciertos en los festivales (actitud, intensidad, concisión), si el repertorio bascula hacia su segundo disco (suponiendo que en la segunda abundarían las de su debut) se pierde gancho, ya que no son canciones tan directas. Las tres últimas canciones, bajo una lluvia cada vez más consistente, la disfrutamos los ingleses -y los que nos colamos entre ellos-, pero ya era notoria la espantada (muchos se resistieron porque ahí sonaron ‘Post break up sex’ y ‘All in white’), que se convirtió en estampida cuando el grupo empezó a tener problemas de sonido y el aguacero a arreciar. Aunque no fuese culpa suya, que dejen a uno a medias no puede satisfacer, y esto fue un (injusto) gatillazo. (5)

Klaxons

Quizá la media hora de retraso en un festival mejor recibida en mucho tiempo. Las dudas sobre si se suspenderían conciertos (o si dejaría de llover en algún momento) nos mantuvieron en tensión hasta que empezaron los británicos. El primer acierto en su planteamiento fue afrontar el reinicio de la actividad con la agresividad necesaria para que todos olvidásemos la interrupción y dejásemos de preocuparnos por ropa seca o tiendas de campaña abiertas. La desigualdad entre ambos discos no fue tan dramática en directo, y pese a no avasallar tanto como cuando arrancaron, la solidez arroja cierto optimismo sobre la trayectoria del cuarteto. (7)

Kings of Leon

“Kings of Leon BBK Live 2013” src=”http://img.hipersonica.com/2013/07/bbk-live-2013-viernes-2.jpg" class=”centro” />

En el año en el que se cumplen diez de su debut, el encantador Youth and young manhood, cabría preguntarse qué ha llevado al grupo a convertirse en cabezas de cartel tan masivos. Su repertorio no es tan rotundo como el de otros grupos (apenas una mano de singles se pueden considerar hits mainstream), ningún disco suyo se puede considerar sobresaliente, su directo no es tan convincente como para mantener una reputación incuestionable y, gráficamente, la calidad de sus discos y el número de asistentes a sus conciertos son inversamente proporcionales. Sin embargo, y pese a que se preveía una mayoritaria representación de Only by the night y de Come Around Sundown, tanto Aha shake heartbreak como Because of the times fueron visitadas a menudo, incluso aportando algunos de los mejores momentos de la actuación (como el inicio con ‘The Bucket’ o el derroche de ‘My party’). La masiva presencia de ingleses entre el público, responsables principales del salto de categoría en sus recintos, convirtieron la actuación en una buena colección de coros y manos al aire, y contagiaron ese entusiasmo entre buena parte de la mitad del aforo más cercana al escenario, siendo éste prácticamente universal sólo con ‘Use somebody’ y ‘Sex on fire’, que supuso el cierre. No sabemos por dónde irán los tiros con su próximo nuevo álbum, pero dudo que me despierte la necesidad de volver a verlos en directo. (6)

Fotos | Musicsnapper & Tom Hagen
Más en Hipersónica | BBK Live 2013 (jueves): lo difícil era llegar

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments