“Bernardo Bonezzi Bilbao 1” src=”http://img.hipersonica.com/2012/03/Bernardo-Bonezzi-Bilbao-1.jpg» class=”centro” />

Cuidado con el nombre que eliges para tu banda porque éste puede ser premonitorio. Ayer, Bernardo Bonezzi se volvía a subir a los escenarios 32 años después de que los Zombies se convirtieran en uno de los estandartes de aquella movida madrileña de los ochenta. Un inicio de gira que tuvo lugar en Bilbao, ante solo 18 personas, mientras el resto de la ciudad celebraba otro triunfo del Athletic. Vimos a un zombi sobre el escenario, muchos se han presentado esta mañana al trabajo como tal.

De Bernardo Bonezzi podríamos decir que lleva toda la vida dedicado a la música desde que a los 8 años descubrió a Bowie. Siendo aún menor de edad fundó el grupo los Zombies con quienes lanzó únicamente dos discos Extraños juegos (1980) y La muralla china (1981) que pueden ser escuchados hoy en día sin ningún tipo de rubor, aunque muchos solo les recuerden por el que fue su mayor hit ‘Groenlandia’.

Unos años después sacó Bonezzi-St.Louis (1984) junto a la cantante Didi St. Louis y ya decidió meterse de lleno en la composición de bandas sonoras, encargándose de la música de las primeras películas de Almodóvar e incluso de su mítico disco con Fabio McNamara. Hasta 40 bandas sonoras, tanto para cine como para televisión, con la de ‘Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto’ se llevó un Goya, pero la más rentable de todas fue la popular sintonía de la serie Farmacia de Guardia.

“Bernardo Bonezzi Bilbao 5” src=”http://img.hipersonica.com/2012/03/Bernardo-Bonezzi-Bilbao-5.jpg» class=”centro” />

A principios de este siglo lazó una trilogía de discos instrumentales y en 2010 volvió al pop con El viento sopla donde quiere, un fracaso que anoche achacó a la discográfica que cerró y el disco se quedo sin distribución. Ahora lo vuelve a intentar con La Esencia de la Ciencia y decide volver a subirse a un escenario para repasar toda su discografía.

Me encantaría decir que lo de anoche fue un momento histórico, jamás me imaginé volver a escuchar en directo todas aquellas canciones de los Zombies, pero lamentablemente creo que su concierto solo se puede salvar mirándolo desde el lado más nostálgico y por la sensación de tener delante a una de esas personas que muchos consideran una de las piezas claves del pop de este país.

“Bonezzi Bilbao” src=”http://img.hipersonica.com/2012/03/Bonezzi-Bilbao.jpg» class=”centro” />

Bonezzi canta mal, siempre ha sido así y hasta él lo ha reconocido en más de una ocasión, la banda que le acompaña (bajo, guitarra, batería y teclado/programaciones) me pareció muy justita, cumple sin más, pero no destaca, y a él se le ve en tan baja forma física que me cuestionó si será capaz de poder con el desgaste que supone una gira.

“Bernardo Bonezzi Setlist en Bilbao” src=”http://img.hipersonica.com/2012/03/Bernardo-Bonezzi-setlist.jpg» class=”derecha” />En una hora y cuarto de concierto le dio tiempo a repasar hasta 17 temas de sus diferentes proyectos. Arrancó con ‘La herencia’ de su etapa junto a Didi Saint Louis y ya atacó con ‘No puedo perder mi tiempo’ de los Zombies, antes de comenzar a presentar su último disco con ‘Conpuciscencia’ explicándonos el termino, ‘La Resiliencia’ y ‘Terapia Ocupacional’.

Con ‘La venganza de Tchulu’ dejó a la banda sola mientras él se tomaba un descanso y regreso con ‘Banderas’ de Bonezzi-St Louis y su nuevo single ‘Como en un espejo’ del que ya se puede ver su videoclip.

No paró ni un momento de gesticular las letras de cada una de las canciones, de bailar torpe y cómicamente y sobre todo de sudar. Nos agradeció un millón de veces el estar allí y uno no podía evitar sentir un poco de lástima de que su regreso a los escenarios se convirtiera en el concierto con menos público de todos los que he asistido en mi vida.

Aunque totalmente alejadas de la energía, espontaneidad y ese punto de locura que tenían en su época, lo mejor de la noche fue el repertorio de los Zombies que nos regaló y en especial cuando se despidió con sus cuatro canciones más míticas seguidas, ‘Cleopatra y la serpiente’, una brutal ‘Extraños Juegos’, ‘La Estatua’ y presentó ‘Groenlandia’, uno de los grandes himnos del pop de este país que ayer quedó muy deslucida, como una nueva canción que acababa de componer y que esperaba lanzar en un disco futuro.

“Bernardo Bonezzi Bilbao 4” src=”http://img.hipersonica.com/2012/03/Bernardo-Bonezzi-Bilbao-4.jpg» class=”centro” />

Para los bises dejó otra de las grandes de Zombies ‘Contacto en Zurich’ y finalizó con ‘La Vida Salvaje’ de su anterior álbum, poniéndose los mismo guantes de goma con los que aparece en la portada de su nuevo disco, que lanzó al público y nadie se apresuró a coger.

“seis y medio” src=”http://img.hipersonica.com/2012/03/seis-y-medio.jpg» class=”derecha” />Probablemente le falte el punto marciano de McNamara, 32 años sin subirse a un escenario son demasiados y, por muy buen músico que sea, le faltan tablas. Sinceramente no puedo decir que el suyo sea un buen concierto pero tengo muy claro que no me arrepiento lo más mínimo de haber estado allí. Quizás nos empeñamos demasiado en arrastrar como zombies todas aquellas canciones que algún día nos marcaron y seria más conveniente dejarlas donde están. Pero también es verdad que yo sigo soñando con poder volver a ver a Bowie aunque sepa que ya no será lo mismo. ¿Acaso Bob Dylan tiene algo que ver con el que fue? Imprescindible para los más nostálgicos.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments