Berri Txarrak — Denbora Da Poligrafo Bakarra

Siempre he pensado que el acomodamiento es peligroso para el rock. Según el tratamiento banal y superficial que se le da a la música en los medios, uno casi acaba creyéndose que el público es tonto y traga lo que se le eche, pero nada más lejos de la realidad. La gente no es tonta y si ofreces siempre la misma fórmula o peor aún, algo que no es real, con el tiempo acaba notándose y el público pasa a otra historia. Para nosotros es importante aprender y crecer como músicos y en eso seguimos (Gorka Urbizu).

20 años no son cualquier cosa, menos para una banda y mucho menos para una banda nacional estando como está el panorama para sobrevivir siendo músico. Y a pesar de que un veinte aniversario suele ser la oportunidad perfecta para algún recopilatorio, reediciones de discos antiguos o una gira nostálgica repasando todo este recorrido, grupos como Berri Txarrak rechazan dicha tendencia casi axiomática y optan por seguir avanzando y probando cosas nuevas dentro de su rango de acción.

Es por ello por lo que han decidido abrazar ese lema de “veinte años, veinte canciones” para dicha efeméride que celebran con un nuevo trabajo, Denbora Da Poligrafo Bakarra (Only In Dreams, 2014), tres discos (o mejor dicho EPs) grabados a lo largo del año por tres productores distintos. Sin duda, uno de sus esfuerzos más ambiciosos hasta la fecha y con el que corrían el serio riesgo de que se les fuera de las manos y consiguieran un trabajo cuyas partes presentan poca conexión entre ellas o que terminara haciéndose algo irregular y que motive poco a meterse esos 71 minutos de duración entre pecho y espalda.

Berri Txarrak superando la prueba del tiempo

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=158617015/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=63b2cc/tracklist=false/artwork=small/track=4029359662/transparent=true/

Sin embargo, más que fijarnos en cómo se articulan estos EPs, la importancia en Denbora Da Poligrafo Bakarra está en cómo fluyen sus canciones, que difícilmente se hacen cargantes y descolocan a la hora de cambiar de disco, que cada uno presenta un sonido particular. A pesar de las evidentes diferencias, el sonido de cada disco resulta más o menos identificable con el grupo navarro y, lo más importante, consigue ofrecernos dosis punzantes y energizante punk y rock alternativo, aunque este no está siempre presente en todo el álbum.

Más que fijarnos en cómo se articulan estos EPs, la importancia en Denbora Da Poligrafo Bakarra está en cómo fluyen sus canciones

La primera parte del trabajo, Sutxakurrak, ha sido producida por Ross Robinson, quien también ha producido su anterior referencia, Haria (Kaiowas, 2011), además de a grupos como Korn o Slipknot. Claramente se presenta como el hilo conductor entre su predecesor y el resto del disco, con un sonido algo stonerizado y con mucho mordiente como muestran esfuerzos tan potentes como la animalada de ‘Alegia’ casi thrashera, el poderoso arranque de ‘Lanbroan’, la desgarradora ‘Armak’ o el jitazo de este EP o del disco entero, ‘Etsia’. Sin duda este último tiene pinta de ser un tema que triunfe bastante en directo.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2777063786/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=63b2cc/tracklist=false/artwork=small/track=3594873194/transparent=true/

Reconozco que la segunda parte del trabajo, Helduleku Guztiak, era a la que más temor le tenía tras escuchar la popera y pegadiza ‘Lemak, Aingurak’. Podía esperar cualquier cosa con Ricky Falkner de productor, que también ha trabajado con gente como Standstill y Love of Lesbian. A pesar de que ese toque más tranquilo y hasta domesticado pueda descolocar a mitad de camino, poco a poco va convenciendo, quizá menos que los otros dos EPs pero guarda buenas perlas como ‘Bigarren Itzala’, ‘Poligrafo Bakarra’ o ’26 Segundotan’, esta última la mejor a mi parecer. Sin embargo, me cuesta aún asimilar a unos Berri Txarrak abrazando tan descaradamente el indie rock actual en el corte mencionado al principio del párrafo o en ‘Helduleku Guztiak’.

Es reconfortante ver a bandas dispuestas a probar cosas nuevas y a atreverse a no dejar que veinte años de carrera supongan un freno

El último EP, Xake​-​mate Kultural Bat, cuenta con Bill Stevenson, batería en bandas como Descendents o Black Flag, a los mandos de la producción como ya hiciera con NOFX o Rise Against entre otros. Aquí encontramos unos Berri Txarrak más punk y más clasicos. También más inmediatos, ya que presenta canciones muy cortas con solo una durando más de dos minutos. En consecuencia, es el que más rápido se pasa, también porque se disfruta bastante gracias a temas como ‘Zerbait Asmatuko Dugu’, ‘Orain Norbait Zara’ o ‘Hitzen Oinarri Ahula’.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2666276288/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=63b2cc/tracklist=false/artwork=small/track=3776530988/transparent=true/

7/10

Podemos decir que Berri Txarrak han salido bien parados de este macroproyecto en el que se han embarcado, tanto por arriesgar metiéndose en terrenos que habitualmente no transitan como por resultar contundentes y sólidos en aquellos que se conocen al dedillo desde hace años. Resulta reconfortante ver a bandas como estas que siguen dispuestas a probar cosas nuevas y a atreverse a no dejar que veinte años de carrera supongan un freno a ser ambiciosos y salirse de su zona de confort. A pesar de no ser un disco tan destacado o notable como otros en su carrera, Haria sin ir más lejos, pasa el test con nota.

Anuncios