La disputa entre Taylor Swift con Scooter Braun y su anterior sello discográfico, Big Machine, continúa con un nuevo episodio. El sello mantiene los derechos de los seis primeros discos de la cantante (que tiene intención de regrabar para salir de este embrollo) y acaba de publicar un disco en directo con actuaciones suyas durante el año 2008. El disco, titulado Live From Clear Channel 2008, ya se puede escuchar en streaming.

Este nuevo lanzamiento se ha hecho sin el consentimiento ni la aprobación de la propia Taylor Swift. De hecho, hasta que sus fans no le avisaron de esta situación, ella no estaba al corriente. Su respuesta ha sido un comunicado en sus historias de Instagram cuya captura podéis ver a continuación:

Me parece que Scooter Braun y sus apoyos financieros, 23 Capital, Alex Soros y la familia Soros y el Carlile Group han visto los últimos balances y se han dado cuenta de que pagar 330 MILLONES de dólares por mi música no era una decisión sabia y necesitaban dinero. En mi opinión… Otro caso de codicia desvergonzada en tiempos de Coronavirus. Falto de gusto, pero muy transparente.

Más madera, es la guerra.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments