Septiembre siempre ha sido el comienzo de curso para nosotros y este año no iba a ser menos. Por eso queremos aprovechar este nuevo comienzo de la temporada 2011/2012 para introducir una pequeña novedad mensual: un repaso a todas las críticas publicadas en los últimos 30 días.

Y en septiembre no han sido pocas, como vais a ver a continuación. Por eso, además de ponerlas en orden, hemos querido también invitaros a que oigáis al menos una canción de cada uno de los discos. Porque creemos que (casi) siempre se puede sacar alguna canción digna de escuchar.

Y, sí, ahora que Gallego tiene claro que Spotify ha muerto, vamos nosotros y justo nos hacemos la lista allí: Septiembre de 2011 según Hipersónica. Por cierto, se quedan fuera de esa lista por no estar disponibles Arch/Matheos, Pain of Salvation, Cansei de Ser Sexy y Anntona. Por si aún hay alguien que dice que los suecos tienen de todo. Esos son los otros suecos.

Los discos sobresalientes

https://www.youtube.com/embed/vEaoK4C7no8

Todo en Crystal Stilts trae el aroma de lo hecho barato, con cariño y bien. La serie B, que hace tiempo que dejó de ser algo peyorativo para convertirse, primero, en un refugio y, después, en una forma de vida. In Love With Oblivion es un señor discazo de un grupo que hay que empezar a tomar como bandera. De esos que si llevas sus camisetas, no sólo les reivindicas a ellos, sino que te reivindicas a ti mismo.

Ya lo preveíamos cuando nos dejaron escuchar un avance en forma de resumen de ‘Stained Glass Sky’, que este iba a ser uno de los discos de prog de 2011, y ya en el mercado podemos refrendarlo. Resulta una maravilla y tanto a los fans de Fates Warning como a los de OSI, la otra banda de Jim Matheos, les va a encantar.

Todo te va a sonar, indie que juega con la electrónica y que no se corta un pelo a la hora de meter ecos, reverbs y todo tipo de efectos, sin que en ningún momento resulte chirriante. Electrónica para las masas, de esa que cuando suena de noche en un bar se te acerca alguien y te pregunta “Oye, y estos ¿no sabrás quiénes son?“ Lo bien que vas a quedar.

El tópico es que el metal es un género para tipos duros, hombres de pelo en pecho que comen cadenas y beben aceite de motor para desayunar. Pero lo cierto es que, en el fondo, hasta el más jevi del lugar tiene un corazón de romántico empedernido, y hacia dicho músculo apuntan directamente Anathema con Falling Deeper, su último trabajo de estudio.

Father, Son, Holy Ghost es un disco valiente, sobre todo porque demuestra que a Girls no les importa UN CARAJO estar continuamente poniendose a sí mismos y a sus canciones al borde del RIDÍCULO. También que tienen una necesidad sobrehumana de ser transparentes: por si no fueran suficiente sus canciones y lo que ellos cuentan en las entrevistas, ahí tenemos la portada de su nuevo disco (¿el 3, Chris?), con las letras del disco de pé a pa y, por si fuera poco, con fragmentos resaltados. “Hey, mira esto”.

Sorprende cómo el trabajo puede alcanzar tales niveles de intensidad sin recurrir a partituras pesadas, y con el paso del tiempo acabará convirtiéndose en un referente dentro de la discografía de la banda (si no lo es ya), y puede que hasta en un punto de inflexión de cara al futuro.

Nunca me han defraudado ni creo que sus discos no han estado a la altura de lo esperado, y sus miembros, incluido su cantante, Eddie Vedder, no ha sacado los pies del tiesto ni se les ha subido la fama a la cabeza (…) La selección es impecable y las tomas antológicas. Chapeau por la valentía de Crowe.

‘Champú de huevo’ y ‘Billy Boy’ fueron dos singles glamurosos como lo era Tino, un fan a muerte de David Bowie, Dos hits que le colocaron en órbita. Pero fue ‘Embrujada’ aquel hit con el que siempre soñó, un tema que escuchamos hasta la saciedad aquel 1983 y que iba en Etiqueta Negra. (…) Tino Casal, un artista total: cantante, compositor, productor, diseñador de joyas, pintor, estilista y escultor, claramente un adelantado a su tiempo.

Nos viene a decir que el espacio de The Black Crowes puede ser ocupado por Pain of Salvation. Un hit de hard blues que ha sido el adelanto del álbum con todo derecho. Dos de dos y llega ‘Healing Now’ y hay un giro hacia espacios de un songwriter folk, los suecos se transforman en una banda superespiritual y vuelven a embaucarnos con esa delicadeza servida casi a base de guitarras cristalinas. Aquí Daniel Gildenlöw se sale literalmente

Los discos notables de septiembre

Anntona — Arruino todo lo que encuentro from Gramaciones Grabofonicas on Vimeo.

Es corto, insuficiente e, insisto, muy inestable y volátil, casi a punto de desaparecer, pero suena fantástico. Astrud cantaban aquello de “siempre digo que me he acostumbrado pero no me acostumbro ni en broma, me desacostumbra el miedo que tengo”. Anntona parece haberse hecho un disco con miedo a ganar y, sin darse cuenta, se está acostumbrado a hacerlo bien.

Laura Marling no da rodeos, se plantea firme, directa y cargada de un pasado duro, estéril pero increíblemente lírico y cautivador. No os voy a engañar, éste es uno de esos álbumes que necesita atención, mimo y cuidados para florecer, pero cuando lo hace, se convierte en un pequeño lugar al que volver.

Thrice es una banda formada por cuatro tíos tocando. Y eso es exactamente lo que escuchamos en Major/Minor. Ni máquinas, ni sonidos que nadie sabe de dónde provienen, ni historias raras. Y no se trata solamente de eso, se pueden hacer auténticas virguerías con el sonido de esos cuatro instrumentos básicos (guitarras, bajo, batería y algunos teclados) una vez grabados, sino que la banda ha apostado por un sonido directo y lo más cercano a lo que supondría escucharlos a pelo en el local de ensayo. O en un concierto.

Ocho álbumes de estudio y una trayectoria podríamos decir impecable es el haber de una Polly Jean Harvey que tras el introspectivo y personal White Chalk pone la mirada en la Inglaterra expansiva y orgullosa de la Primera Guerra Mundial, fabricando un álbum que aborda también temas comunes a todas las naciones del G5: guerra, muerte, imperialismo, orgullo nacional o patria.

Es cierto que The Hunter no se convertirá en mi disco del año, como sí lo fueron sus dos lanzamientos previos, y no niego que me hubiera gustado algo más colosalmente progresivo; pero por encima de ello agradezco que este cuarteto no haya visto mermadas sus inquietudes creativas y siga dispuesto a cavar en nuevas vetas sonoras, aun a pesar de las tentaciones de comodidad que ofrece el haber llegado ya tan lejos.

Quizá podría haberlo sido aún más, pero lo que está claro es que la unión de Kanye West y Jay-Z ha sido enormemente fructífera y el resultado es un verdadero disfrute. Nos dejan temas que permanecerán durante mucho tiempo sin desmerecer y que seguramente ganarán como el buen vino. La voz cantante de West, literal y figuradamente, quizá desanime a quienes son más partidarios del de Brooklyn, pero la simbiosis es total, el juego y la diversión patentes tras cada composición

Un disco para escuchar tranquilamente, sin prisas, ante una buena taza de café, dejando volar la mente. Si me preguntáis si es recomendable, no podría ser más vehemente en mi respuesta: si. Creo que estamos ante uno de los grandes para este final de año, y sin duda un imprescindible. Así que, si aún no os habéis dado un paseo con el diablo, va siendo hora de que penséis en hacerlo.

Si la efectividad de un disco de The Rapture ha de medirse por el número de canciones que te apetecería pinchar en alguna fiesta con tus amigos para que todos compartieran tu entusiasmo, por la cantidad de veces que se mueve tu pie derecho al ritmo de tu cabeza menos el número de temas prescindibles, In The Grace of Your Love es muy bueno en lo suyo, incluso aunque a veces parezca muy malo. Y es mucho mejor de lo que otros nos dan aunque parezca mucho más irregular.

Aunque no parecen tener muy claro hacia donde se dirigen exactamente, las cosas les salen redondas y demuestran lo que debe significar evolución. Todos y cada uno de los temas que componen Velociraptor! suenan indefectiblemente a ellos, pero bordean lo que conocemos, para entregarnos un sonido evolucionado

Si en general los Marea parece que han perdido fuelle instrumentalmente, los encuentro más contenidos incluso hay más teclados, esto no le ha ocurrido a Kutxi Romero, cantante y compositor de unos textos soberbios de esos que gusta uno de leer y releer por la cantidad de matices que tienen.

Lo que sí permanece en el sonido de Textures es esa mezcla de voces hardcore con voces limpias, esos cambios de ritmo, los toques progresivos y esa especial manera de emocionarnos con su música. Por eso, una vez escuchado Dualism podemos decir que la pérdida de su cantante no ha mermado en nada el punch de un sexteto que redimensiona lo conseguido en su anterior entrega.

Lo mejor del disco son con diferencia Joey Belladonna, que se supera a sí mismo, mostrando registros nunca grabados anteriormente, y ese Charlie Benante, cuya labor percusiva es digna de dedicarle un post. ¿Y del resto de la banda qué? Pues musicalmente Anthrax se mueven con bastante aplomo entre sus dos épocas clásicas

La confirmación que realmente necesitaba esta cantautora, del desarrollo de una habilidad antes dominada por la necesidad de aparecer en las listas de éxitos y que finalmente se desenvuelve en un ambiente melancólico, en una atmósfera por momentos etérea. Nada que ver, por suerte, con lo que nos había enseñado hasta ahora.

Metal oriental es la etiqueta en la que Chthonic está de acuerdo para situar su música, sobre todo porque, aunque las influencias black y sinfónicas son evidentes en sus composiciones, también los son algunas maneras de la música del lejano oriente como las escalas pentatónicas, la opera taiwanesa o la música enka.

Killer Sounds no mata. No te deja rendido a sus pies, pero tiene la suficiente picardía como para que caigas y disfrutes. Como para que no te preguntes más. Te engaña con golosinas sin saber qué habrá detrás de esa mano desconocida a la salida del colegio, pero tú las coges, te las comes y encima pides más.

Con un tema como ‘Al tercer día’, ¿alguién mencionó a Down?, y con otro single cien por cien radiable como es ‘Desesperación’, uno llega a la conclusión de lo buenos y poco reconocidos que tenemos a Hamlet en este país. Si me pilla cerca quiero volver a verlos en directo con Amnesia porque su estado de forma parece envidable.

Los discos que aprobaron

Hacia Lo Salvaje no apuesta prácticamente por nada que no existiera ya en la esencia de Amaral. En su intento por ser más ellos mismos han triunfado, pero han dejado de lado la preocupación por que sus temas no sólo cuenten historias, que lo hacen, sino que también se peguen, enganchen, te dejen con ganas de más.

Los 50 minutos que dura Mockingbird Time tampoco lo ponen sencillo: a veces te encandilarán las canciones guiadas por el piano (’Tiny Arrows‘ tiene una parte central y final brillantísima), otras les preferirás cuando hacen, ellos solos, que la estrella más apagada vuelva a tener vida de nuevo (’She Walks In So Many Ways‘ o ‘Hide Your Colors‘ nos transportan de nuevo a Rainy Day Music; otras bordean el empacho pop en el que ya a veces han caído.

“…Un Antonio Luque socarrón que pasada la cuarentena habla de masajes tailandenses y problemas de tensión. El resumen sería cualquier tiempo pasado fue mejor…, menos el de Ronroneando, claro está, y lo dice un chinarrista convencido”.

Lo malo de vivir en esta cinta de Mobius, él como músico, nosotros como sus perros fieles, es que perdemos el sentido, nos desconcierta el recorrido. Casi nos quedamos perdidos y no sabemos volver. Sabemos, porque ya ha ocurrido, que llegará un disco en que volverá a parecer que todo es nuevo, que empezamos de cero otra vez.

https://www.youtube.com/embed/8ldxTv6N5rw

Un álbum de consumo rápido, que entra bien y se deja escuchar sin complicaciones desde la primera escucha; que no hará reflexionar a nadie pero que se puede disfrutar sin mayores complicaciones.

Portamento es un disco complicado, pero no para el oyente, sino para The Drums como grupo. Se han puesto en el brete de creer que lo que habían hecho no les servía, cuando posiblemente era lo único que les valía. Yo no quiero a unos The Drums a medio camino: quiero que se hagan querer tanto como se hacen odiar y, sinceramente, para eso les tengo en su debut, al que acudiré mucho más que a este Portamento.

Van tres intentos y Cansei de Ser Sexy no tengo la menor duda de que siguen siendo sexys por lo que su único riesgo es que nos terminen cansando. Curiosamente la primera estrofa que canta Lovefoxxx en su tema en español es “Estoy cansada de esperar“, pues eso, aplicaros el cuento y si nos vamos de fiesta no nos valen medias tintas

Los que no pasaron el corte

Si hay que trastabillarse, hincar la rodilla o demás, mejor que sea en un EP, donde además dejan los cinco minutos largos, ruidosos y excepcionales de ‘Drunk and Crazy‘ para poder reconciliarte con ellos.

Hay tanto que Clark quiere contar en este álbum que desde un primer momento te ves sobrepasado por la cantidad de información camuflada detrás de cada acorde y cada estrofa. La metáfora está a la orden del día, subiendo aún más el listón a la hora de extraer una línea tónica dentro de la lírica y desvelar la historia, que está ahí, latente bajo las toneladas de instrumentos que se superponen unos a otros.

Entiendo que los que adoráis su sonido, que sé que sois legión, estaréis contentos con este “más de lo mismo”, otros en cambio estamos un poco hartos ya de un caradura al que todo el mundo tiene por el timonel de los estilos bailables, cuando en realidad se limita a copiar y copiar, y copiar, y en algunos casos, autocopiarse. En eso si que es el rey, además de lo de en las ventas, claro.

Escúchalo en Spotify | Septiembre 2011 según Hipersónica

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments