Birds In Row / WAITC — Split

No hay tiempo para perder el tiempo. El momento del aquí y ahora. Nuestra juventud se quema más rápido de lo que creemos y también de lo que quisiéramos. Hay que exprimirla al máximo, apretarla mientras nuestras manos arden. Expresar nuestra angustia y nuestra urgencia mediante violencia, aunque sea sonora. Destrozar guitarras, destrozar kits de batería, destrozar nuestras voces. Dar rienda suelta al hardcore que reside en nuestro interior mientras este lata con gran fuerza.

Dos bandas francesas que comprenden bien estos preceptos del post-hardcore más abrasivo, del más agresivo, han unido fuerzas para darnos un split que no adquiere gran trascendencia pero tampoco la busca. Sólo les interesa el aquí y ahora. Explotar al máximo todos esos ardientes sentimientos de su interior y expulsarlos por la garganta mientras aún puedan. Es el momento para ello. Es el momento para que tanto Birds In Row como WAITC desplieguen esa efectiva descarga que plasman en Split (Throatruiner, 2015).

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=78441731/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=333333/tracklist=false/artwork=small/track=1066814200/transparent=true/

Empezando con Birds In Row, grupo que ya consiguió captar la atención de unos cuantos con el feroz You, Me & the Violence (Deathwish, 2012), aquí entregan tres piezas de poderosa intensidad. Atesoran mucho saber hacer en sus afiladas guitarras y en sus irreducibles piezas. Por otro lado, WAITC eran la banda que menos controlaba, quizá por ello ponen el que considero el toque más sorprendente de este trabajo. Tres canciones muy cafres, totalmente desatadas y que atacan hacia todos los lados. Para lo bueno y también para lo malo, porque igual que ofrecen muchos de los puntos más altos del split también aportan los más dispersos.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=78441731/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=333333/tracklist=false/artwork=small/track=200518685/transparent=true/

6.8/10

¿Imprescindible? Un adjetivo que no tiene lugar en un trabajo cuyo propósito es otro. Una especie de Club de la Lucha para ambos conjuntos que les sirve para desatar más de esa rabia y de esa celeridad que necesitan sacar de su interior. Zarpazos desatados en pos de ofrecer un entretenimiento de calidad para el amante del screamo y el hardcore, además de un buen calentamiento para Birds In Row para su próximo trabajo de estudio. Este split sabrá satisfacer a los que venían por los primeros y se verán obligados a seguir de cerca a los segundos.