Black is Back 2013 (domingo 16): el festival de las mujeres

“Ann Sexton Black is Back 2013” src=”http://img.hipersonica.com/2013/06/black-is-back-domingo-2013-5.jpg» class=”centro” />

Tras una primera jornada del Black is Back 2013 más que positiva, con cuatro conciertos de buen Soul, había ganas de vivir el segundo día. Los problemas del calor fueron causados por un aire acondicionado estropeado, algo que los responsables del Matadero no solucionaron a tiempo y que aportó más calor aún al ya de por sí generado por este tipo de música pero que no afeó la comodidad de un festival urbano, de asistencia controlada y con buen sonido. Una cita que ojalá se repita al año que viene y goce de la misma acogida.

La segunda jornada tuvo menor afluencia que la del sábado. Que fuese un domingo, al día siguiente a trabajar, las temperaturas, el horario y no tuviese a Irma Thomas en el cartel quizá apaciguó las ganas de muchos. La entrada fue la mitad del primer día, en el cual se alcanzaron entre las 1.000 y 1.200 personas según las cifras estimadas de quien controlaba la entrada, mientras que el domingo rondaron las 600 personas. Mayor comodidad para ver los conciertos, sin agobios, algo que se agradece. Según la organización en su Facebook, tenían un aforo disponible de 2.000, que bajaron a 1.500 para evitar aglomeraciones.

Además, el festival pone todo de su parte para atraer a las familias, invitando a los niños menores de 12 años y con una entrada reducida de 10 euros para los menores de 18 años. Esto hizo que alrededor del público concentrado en el escenario abundasen los enanos revoloteando y pasándoselo en grande con buena música de fondo. Un punto positivo para la organización. Además, la mañana del domingo tuvo talleres para niños.

Saskwatch

Benditos retrasos. Desconozco si Saskwatch empezaron a la hora, pero las 16:00 de un domingo caluroso en el Matadero es una cita de alto riesgo y de tener mucha motivación previa. Yo no la tuve. Una pena porque tenía ganas de verlos. Sobre las 17:15 estaba previsto que empezasen Tokyo Sex Destruction y sobre las 16:45 ya deberían haber acabado Saskwatch. No sé si comenzaron tarde, lo que sí sé es que gracias a sus ganas por ampliar su tiempo de actuación, incluso pidiendo a la organización tocar una más con el apoyo del público, pude ver el final de su concierto, unos cuantos temas enérgicos y con Nkechi Anele como estrella de la banda, de gran número de músicos y con un toque cercano a la vitalidad del Ska y del Rock que cautivó al público. Me sorprendió que Saskwatch fuese una de las apuestas del Black is Back 2013 y no tocasen en un horario más favorable.

Tokyo Sex Destruction

“Tokyo Sex Destruction Black is Back 2013” src=”http://img.hipersonica.com/2013/06/black-is-back-domingo-2013-1.jpg» class=”centro” />

Entre tanto Soul amable, con mínimas salidas del tiesto hacia terrenos más movidos gracias a las guitarras, aparecieron Tokyo Sex Destruction para seguir ampliando el foco del cartel. Ellos aportaron una versión movida a base de Garage Rock que no sonó todo lo potente y con gancho que podría haberse esperado. Apostaron más por meter algunas filigranas en ciertos temas que por sus singles cortos y directos. 6.

Guadalupe Plata

“Guadalupe Plata Black is Back 2013” src=”http://img.hipersonica.com/2013/06/black-is-back-domingo-2013-2.jpg» class=”centro” />

Además del Garage Rock anterior, el cartel tuvo otra excepción hacia el Blues Rock de Guadalupe Plata. El grupo andaluz anda disfrutando de un 2013 muy dulce creciendo en público y con una crítica muy favorable. Me gustaría poder compartir el entusiasmo de mis compañeros hacia ellos, tanto en disco, como en directo, pero no logro meterme en el Blues de Guadalupe Plata. Suenan bien, tienen calidad y por suerte afrontan un discurso distinto que enriquece la escena nacional pero yo al tercer tema acabo aburriéndome en los instrumentales, en su Blues pausado, en su pantano fangoso y oscuro y desconecto. 4.

The Excitements

“Excitements Black is Back 2013” src=”http://img.hipersonica.com/2013/06/black-is-back-domingo-2013-3.jpg» class=”centro” />

Me llevé una sorpresa al ver a The Excitements como ‘teloneros’ del plato fuerte del domingo, Ann Sexton, más aún viendo el resto de grupos del cartel, con más renombre que el de los catalanes en este momento. Claro que al poco de comenzar el concierto de The Excitements esa sorpresa se me pasó al segundo. Como toda buena banda que cuida a su estrella, el grupo se dedicó a calentar el escenario con un instrumental previo a la presentación de su cantante. En ese momento subió una joven negra, de pequeña estatura, muy delgada, con un vestido de lentejuelas doradas y flecos con un brillo imponente. Koko Jean Davis tomó el micrófono y se convirtió en una mezcla entre Tina Turner y James Brown en movimientos y voz. No paró. Mientras el grupo disparaba temas de R&B ella parecía vivir el concierto de su vida, una actitud profesional no tan habitual en según qué grupos que parecen tocar en modo ensayo para los amigos. Koko Jean Davis hizo suya la máxima del padrino del Soul. Él tenía claro que cuando salía a escena pertenecía a su público, dejaba los problemas personales en el camerino, se vestía con los trajes más vistosos y alegres y sobre el escenario provocaba con los movimientos más obscenos que tantos copiaron. James Brown quería hacer valer cada dólar pagado por él, dar a su público unos minutos de vida y evasión. Koko Jean Davis tiene ese arte consigo, además de la voz, claro, y el espectáculo está garantizado. 8.

Ann Sexton & The Northern Soul Kings

“Ann Sexton Black is Back 2013” src=”http://img.hipersonica.com/2013/06/black-is-back-domingo-2013-4.jpg» class=”centro” />

De diva a diva. El cierre que ofreció Irma Thomas era difícil de igualar. No todas tienen la suerte de ser llamadas la Reina del Soul de Nueva Orleans ni de nacer con esa voz. Claro que Ann Sexton no ha vuelto a la música tras 30 años retirada para quedarse en un segundo plano. La tercera juventud de una diva que ya revivió previamente la escena del Northern Soul británica yo la firmaría ahora mismo. Con una banda de acompañamiento para la ocasión al igual que Irma Thomas y sin perder esa sonrisa y amabilidad que te vendería hasta un seguro por si te secuestra el bigfoot.

Por si no tuviésemos poco con su repertorio, Ann Sexton metió varias versiones entre las que destacaron el ‘Respect’ de Otis Redding y el ‘Chain of Fools’ de Aretha Franklin. De sus temas propios me sigo quedando con la vitalidad y sexualidad que tiene ‘You’re Losing Me’. Su Soul bebe mucho de la vía de Chicago con Curtis Mayfield hasta marcarse un intermedio instrumental donde la banda se salió a base de blaxploitation en los que la percusión de los timbales daba un ritmo adictivo. Ann Sexton convirtió las baladas en canciones tórridas y emotivas, la especialidad del Soul, antes de despedirse con el ‘Get Up (I Feel Like Being a) Sex Machine’ de James Brown, que aunque esta vez no explotó al máximo, sí fue una guinda ideal para estos dos días de negros bailongos. 8,5.

Gracias a Mini, uno de los patrocinadores, por la invitación al festival.

Más en Hipersónica | Black is Back 2013 (sábado 15): las divas del Soul e Irma Thomas

Anuncios