Prometía ser uno de los grandes eventos musicales del año 2012, pero lamentablemente la reunión de Black Sabbath ha tenido que quedar en suspenso debido al reciente linfoma del que Tony Iommi fue diagnosticado. Según el comunicado oficial emitido por la banda no se trata de una nueva despedida, sino de un tiempo en espera mientras el célebre guitarrista afronta su lucha particular.

A esta desagradable noticia médica se sumó hace poco la decisión de Bill Ward de abandonar el barco, lo cual le quitó ya un importante atractivo a la reunión. La banda solo ha mantenido su actuación para el festival británico Download, pero ha cancelado el resto de fechas para su gira de este año.

A cambio, la mayor parte de las citas, entre ellas la del Azkena Rock Festival en nuestro país, serán cubiertas por Ozzy and Friends. En este proyecto improvisado irán Ozzy Osbourne y Geezer Butler junto a Zakk Wylde en calidad de reemplazo, a quienes se sumarán invitados de excepción como Slash en determinadas fechas. Lo que sí se mantienen son sus planes de grabación de un nuevo disco.

Vía | Antiquiet
En Hipersónica | Black Sabbath y Lynyrd Skynyrd primeras bandas confirmadas para el Azkena Rock 2012, Black Sabbath continúan los planes de grabación de su nuevo álbum sin Bill Ward: el culebrón continúa

Artículo anteriorMuere Enrique Sierra, ex guitarrista de Radio Futura y Kaka de Luxe
Artículo siguienteNada Surf + Maryland en concierto (Sala Capitol, 17.02.12, Santiago de Compostela): elixir de juventud

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.