Blut Aus Nord — Memoria Vetusta III: Saturnian Poetry

No queremos ser parte de una “escena”. Blut Aus Nord es un proyecto artístico totalmente independiente. Si aceptas obedecer una serie de reglas sobre el sonido, el estilo, la actitud, lo visual o musical, matas toda forma de creación. Una escena musical es una limitación, pero el arte es ilimitado (Vindsval).

Dentro del Black Metal hay pocas discografías que sean tan interesantes como la de los franceses Blut Aus Nord, que comenzaron sus andaduras allá por el 1994 y desde entonces han dado mil recovecos y han explorado mil y un caminos distintos, pero no por falta de identidad musical, sino más bien al contrario. Su propósito siempre ha sido intentar probarse a sí mismos y aportar más riqueza a su música, y no han dudado de diferenciarse de la escena más tradicional y cerrada para conseguirlo.

Desde una de las bandas fundamentales para entender esa vertiente conocida como Atmospheric Black Metal hasta inmersiones profundas hacia el Dark Ambient y, en los últimos tiempos, amagos hacia el Industrial. Tienen para todos los gustos. Otro aspecto peculiar a destacar en ellos es su obsesión por englobar sus trabajos de manera seriada, facilitando también la diferenciación sonora entre dichas series de discos. Su última deriva hacia el Industrial ha englobado sus tres últimos largos bajo la serie 777 y sus escarceos hacia un Black Metal más simple los han llevado a cabo en los EPs de What Once Was… Liber.

Blut Aus Nord retomando con brillantez su serie más sobresaliente

No obstante, su serie más atractiva y sobresaliente siempre será la de Memoria Vetusta, que junto con el disco Ultima Thulée (1995, Impure Creations) componen sus discos más brillantes y que les han servido para ser una referencia de importancia en el citado Atmospheric Black Metal. A la fantástica primera entrega Fathers of the Icy Age (1996, Impure Creations) le llegó una digna continuación en Memoria Vetusta II: Dialogue With the Stars (2009, Candlelight) y este año hemos recibido una nueva entrega, Memoria Vetusta III: Saturnian Poetry (2014, Debemur Morti), que hasta me atrevería a decir que es mejor.

Blut Aus Nord firman un trabajo etiquetable dentro del sota, caballo y rey del Black Metal sin perder un ápice de abrumadura calidad

Claramente los que ya conozcan bien la discografía de los liderados por Vindsval se harán a una idea de que nos espera aquí, o incluso los que solo conozcan medianamente dicha trayectoria. Sin embargo, si has llegado por casualidad a esta reseña y este nombre te suena a inventado, me toca advertirte de que te espera un trabajo de puro Black Metal fácilmente etiquetable dentro del sota, caballo y rey que vive el género desde hace tiempo. Pero eso no le resta ni un ápice de su abrumadora calidad.

El Black Metal es un sentimiento, no una típica clase de riff, sonido o actitud, y este sentimiento es la esencia de nuestra música. Si puedes entender este punto de vista, Blut Aus Nord será una banda de Black Metal (Vindsval).

Seguro que muchos celebran este regreso a sus raíces Blackers y hasta habrán descorchado champán para celebrarlo (ya os imaginais quienes son), pero para los franceses el Black Metal nunca ha estado fuera de su negro corazón. Siempre lo han tenido presente en su forma de tocar y por eso les ha costado bien poco volver por esta senda y que suene tan fresca y natural como antaño.

Jovenzuelos como Sun Worship mostraron que a veces basta con saber bien las normas del libro y aplicarlas con maestría, y ahora lo hacen Blut Aus Nord

No somos aquí ajenos con respecto a lo que más se mueve en el género Black, y cuando encontramos propuestas arriesgadas, valientes y dispuestas a llevar el Metal a nuevos horizontes. Pero no todo tiene que ser innovador para ser interesante y fascinante. A veces basta con saber bien las normas del libro y aplicarlas con la mejor habilidad posible. Lo demostraron los jovenzuelos de Sun Worship y lo demuestran ahora Blut Aus Nord.

Una fabulosa lección sobre saber hacer

Así que sí, Memoria Vetusta III: Saturnian Poetry no va a ser uno de los discos más rompedores de los últimos años como otros ejemplos que os puedan venir a la mente, pero por calidad no anda demasiado alejados de los mismos. En estos ocho temas los franceses se han sacado de la manga un nuevo tratado sobre el género a seguir para todas las bandas venideras. No sólo dan una buena clase de saber hacer con un impecable trabajo en las guitarras y un musculoso y descomunal tratamiento de la batería, sino que también consiguen que suene de fábula: cristalino, nítido, envolvente y poderoso.

8/10

Cada endiablado riff de guitarras, esos blastbeats infernales y esa rabia condensada y que estalla en cada momento consiguen que cada instante de este disco resulte impactante y espectacular. Quizá lo único que no sea para tirar cohetes sean las voces, pero el resto cuenta con un gancho y una fuerza de auténtico vértigo. Desde el preludio hasta el cierre con la sublime ‘Clarissima Mundi Lumina’ (imposible que no se me queden los ojos como platos cada vez que la escucho) encontramos un disco redondo, estremecedor, resplandeciente y desgarrador. En definitiva, una nueva joya para la discografía de Blut Aus Nord. Y van…

Anuncios