“Bob Wayne & Outlaw Carnies Gijon 1” src=”http://img.hipersonica.com/2012/04/Bob-Wayne-gijon-1.jpg" class=”centro” />

Tampoco era el miércoles buen día para un concierto en la ciudad, al menos eso es lo que a priori podría parecer. Me temía lo peor en la Sala Acapulco, una total desolación, porque los merengues se jugaban su paso a la final de la Champions. Y no fue ni lo uno ni lo otro, mientras en una pantalla los más fanáticos acababan abducidos por ese nuevo opio del pueblo, los teloneros, los locales The Pilgrim Rose, mostraban su repertorio de country.

Aunando os tradiciones a priori reñidas: country y punk

Se demoró el comienzo del recital de Bob Wayne & The Outlaw Carnies, no tanto como el final de un partido que acabó a penaltis y los que se habían quedado viéndolo jugaría que mostraban una sonrisa de oreja a oreja. Mientras tanto este songwriter, con aspecto de paleto sureño, de Alabama más concretamente, había descargado una buena parte del arsenal sonoro que traía en su bandana.

Presentaba Till The Wheels Falls Off su segundo disco internacional con People Like You, un sello especializado en punk que ha tenido muy buen gusto a la hora de su fichaje, pues este sureño reúne dos tradiciones, a priori como el agua y el aceite, como son el country y el punk.

“Bob Wayne & The Outlaw Carnies Gijon” src=”http://img.hipersonica.com/2012/04/Bob-Wayne-Gijon-2-1.jpg" class=”centro” />

No en vano, su gran valedor y amigo ha sido Hank III, nietísimo de Hank Williams Sr., y miembro de los hibernados Superjoint Ritual, donde él también hubiera encajado.La herencia de Waylon Jennings, Johnny Cash o Merle Haggard si estuvo presente pero esa actitud punk, los tatuajes y su pasión por las carreteras le delatan como un auténtico outlaw.

Porque además de sus adicciones, superadas o no, él country para él ha sido como una tabla de salvación que lo ha sacado de la cuneta. Y en directo, y con una dispar banda de apoyo, The Outlaw Carnies, con una nueva alineación que comenzó la gira el 8 de marzo en Nashville (Tennessee): Liz Sloan (violín), Jared McGovern (contrabajo), Ryan Clackner (guitarra) y Joe Mitchell (batería), un veterano que sin grandes aspavientos fue quien llevó el ritmo con el punki contabajista.

Da gusto ver como Bob Wayne y sus músicos improvisaron un magno repertorio en el que hubo temas de sus dos álbumes y ‘Workin’ Man’, aquel dueto de su cosecha que grabó con su amigo Hank III en Damm Right, Rebel Proud. Empezaron por el nuevo single, Till The Wheels Fall Off y no hubo ningún momento de bajón.

Disfrutamos en grande con temas tabernarios como ‘There Ain’t No Trucks in Heaven’, auténticas virguerías más folkies como ‘Devil’s Son’ e incluso una anti canción de amor en forma de balada ‘Love Songs Suck’. También recupero ese himno canalla a su tierra natal ‘Everything’s Legal in Alabama’, un tema muy épico y fronterizo, con voz más grave, que es ‘Reptile’ o la añeja ‘My Only Friend’, muy Pete Seeger, que encontramos en Blood To Dust, una de sus múltiples CD-R publicado en 2009. En menos de un año ha pasado por estas tierras dos veces pero repetiremos. ¡Hell Yeah!

Facebook | Bob Wayne

Fotografías | Víctor R. Villar en Flickr

Más en Hipersónica | Bob Wayne gira de nuevo por España

 

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments