Tras petarlo salvajemente en su paso por nuestro país, Billie Eilish sigue aprovechando su momento dulce para dar rienda suelta a todas sus inquietudes artísticas. Su trabajo visual resulta otro componente fascinante que enriquece el que es, fuera de toda duda, uno de los discos de 2019: When We All Fall Asleep, Where Do We Go?

El último vídeo, realizado para su canción ‘all the good girls go to hell‘, es otro impactante trabajo donde vemos a un ángel caído (o un híbrido de persona y murciélago), con tanto detalle que se aproxima al body horror, paseando por una calle que de repente comienza a arder. Vale la pena verlo, incluso aunque sólo sea por la canción.