“bombay” src=”http://img.hipersonica.com/2014/02/bbc.jpg» class=”centro” />

Hablemos. Hablemos porque se habla poco de Bombay Bicycle Club. Tanto es así que, aunque a todos nos suene el nombre de los londinenses y todo eso, en esta santa casa ni siquiera os hemos hablado de sus tres primeros discos. Irregulares, no mintamos. Mezclando momentos realmente notables con otros que no pasarán, dicho de modo sutil, a la historia de nada. Pero con una carrera marcada por cierta solvencia, mereciendo meterlos en ese cajón de grupos que nunca serán tus favoritos, pero que siempre han conseguido dar la talla (se me ocurren tantos, pero no polemicemos, no hemos venido aquí a eso). No se trata ahora de descubrir, entonces, a Bombay Bicycle Club, pero sí de hablar de lo que nos ha parecido este So Long, See You Tomorrow que, como es costumbre, han lanzado bajo el sello, nada menos, que de Island Records.

So Long, See You Tomorrow: del indie rock al pop electrónico

So Long, See You Tomorrow sigue una senda que en A Different Kind of Fix, su anterior álbum, había supuesto un cambio de rumbo. Un acercamiento a la electrónica, y también al pop, de un grupo que había surgido como referente del indie rock británico hacia finales de la década pasada. Y decimos que sigue esa senda electrónica, acercándose, si cabe, más que nunca a las pistas de baile, pero mejorando las prestaciones de lo que había sido su tercer disco. Renovando, seguramente, unas ilusiones que tras un gran debut en el 2009, con I Had the Blues But I Shook Them Loose se habían ido difuminando poco a poco. Quién sabe en realidad si aquel golpe de timón se había debido a ello. Pero bienvenido haya sido, así como las colaboraciones de esas voces femeninas que lo cubren casi todo de belleza en lo nuevo de Bombay Bicycle Club.

https://www.youtube.com/embed/OZCfqhRgJ0Q

‘Overdone’ resume, aunque con un cariz menos hedonista de lo que será el resto del disco, el devenir de So Long, See You Tomorrow. Jack Steadman contando con voz femenina en la retaguardia, en este caso la de Rae Morris, y con el protagonismo inequívoco de las bases electrónica, aunque dejando aquí más lugar a las guitarras de lo que, por ejemplo, puede haber en ‘It’s Alright Now’, segundo corte pero primero en el que tenemos claro que aquí hemos echado ancla en una fiesta. En un puerto en el que Lucy Rose se convierte en el secreto mejor guardado de So Long, See You Tomorrow. Misma línea, mismos ingredientes y protagonistas para ‘Carry Me’, aumentando el nivel de descaro, quizás, aumentando el marcador de las bases, recordando a unos Delorean emigrados a las islas británicas.

Bombay Bicycle Club invita a la primera copa

‘Home By Now’ detiene el contador de revoluciones. Sirve como parada justa para tomar aliento, y ya de paso, para no caer en monotonías. Un medio tiempo que sabe a gloria, que se defiende con suficiencia, que trae una calma pop agradecida. No agitamos mucho la palmera en ‘Whenever Wherever’, y así evitamos que ningún coco nos caiga en la cabeza. De nuevo ritmo agradable, pero no revolucionado. Ideal para una primera copa, no para la búsqueda de la efervescencia, pero que resulta un aperitivo fantástico, sobre todo con su genial final, para ‘Luna’, que había sido primer single de este So Long, See You Tomorrow, y que tras varias semanas en el candelero sigue sonando igual de fresca, igual de divertida, igual de energética. Lo que todo grupo busca al final para su single, que sea de digestión agradable, que guste a todos a la primera. Pero, al menos hasta hoy, además el single va envejeciendo bien (tres semanas y hablamos de vejez, así estamos).

https://www.youtube.com/embed/JwlgC-jSPTk

Hasta aquí So Long, See You Tomorrow es un disco que no va a pasar a la historia, pero al que no se pueden poner demasiados peros. Empieza, sin embargo, al afrontar el último tramo, una sucesión de temas de perfil tranquilo… y algo bajo. La irregularidad de la que hablábamos al principio, la que perseguía a Bombay Bicycle Club, se vuelve a mostrar en varios momentos. En varios momentos incluso dentro de la misma canción. Así, mientras ‘Eyes Off You’ mantiene un nivel excepcional, seguramente mostrando la cara más pausada que en este disco han puesto sobre la mesa Bombay Bicycle Club, la cosa se viene abajo claramente en la más que prescindible ‘Feel’, y mejora sólo en ocasiones en ‘Come To’ y ‘So Long, See You Tomorrow’, que sí incrementan el nivel al final, pero a las que les cuesta horrores arrancar y alcanzar una trascendencia real. En todo caso, el resultado último es realmente notable, encontrándonos, quizás, ante el mejor disco de Bombay Bicycle Club, cuando menos, desde su debut.

7,3

Bombay Bicycle Club — So Long, See You Tomorrow

El cuarto disco de los londinenses Bombay Bicycle Club reincide en el protagonismo de las bases electrónicas marcando el discurso. Sin embargo, consiguen alcanzar un nivel que pocas veces mostró su predecesor. Un disco luminoso y optimista, que mejora el ánimo como perfecto antidepresivo. Libre de efectos secundarios, además.

01. Overdone
02. It’s Alright Now
03. Carry Me
04. Home By Now
05. Whenever Wherever
06. Luna
07. Eyes Off You
08. Feel 
09. Come To
10. So Long See You Tomorrow

Lo mejor

  • Mejora tu humor. Arregla tu día, al menos durante 44 minutos
  • Los coros de Rae Morris y Lucy Rose
  • ‘Luna’ funciona genial como single

Lo peor

  • Al final se pierde de vista el hedonismo, que es el punto fuerte del disco
  • Que esté muy bien como fondo de armario puede significar que lo hayamos olvidado en dos meses
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments