Anuncios

Bourbon — Devastación

El tiempo de reposo o de envejecimiento es una de las claves para obtener una bebida alcohólica de calidad. Mayor envejecimiento no siempre viene ligado a mayor calidad, pero es difícil negar la importancia que esta parte del proceso termina teniendo para dar forma al producto final. Termina marcando la diferencia de, por ejemplo, una botella de bourbon normal y una de straight bourbon. Esta premisa que empleamos para bebidas alcohólicas es bastante aplicable a según que casos en el mundillo de la música.

Veamos por ejemplo el caso de los andaluces Bourbon, destacados dentro de nuestras fronteras hace pocos años con un potente y robusto ejercicio de rock duro clásico y stoner directo contra nuestras defensas titulado Fango (Santo Grial, 2013). Tras la marcha de su guitarrista Vicente Gonzálvez, parecen haber interiorizado que lo que su receta necesita a partir de ahora es menos punch y buscar ser más reposados, dejar cocer su fórmula a fuego lento para que la magia aflore en el resultado final.

Bourbon, a fuego lento

Eso termina trastocando totalmente el sonido del grupo, que ya en los primeros compases de Devastación (Nooirax, 2015), su segundo disco, marca una ruptura bastante evidente con el tono general de su debut. Ejercicios menos directos y evidentes, siendo en su lugar más sugerentes y con mayor espacio a la melodía. El rock duro pierde protagonismo y entra en juego un mayor componente psicodélico que da un matiz muy interesante en el que la banda de Sanlúcar De Barrameda se logra mover bastante bien aquí.

El trío consigue rendir muy bien en esta nueva faceta, ofreciendo una primera mitad de disco muy convincente a la par que interesante. La combinación de garra y melancolía que muestran en ‘¿Quién Eres Tú?” es una buena manera de abrir un álbum, mientras que ‘Contra el Cristal’ emerge como el tema que mejor ejemplifica lo que es este disco. ‘Escrito en la pared’ derrocha pasión rockera por los cuatro costados y ‘Sol’ saca la vena más directa del conjunto. En el ecuador surge ‘Te Esperaré’, ocho minutos hipnóticos y lisérgicos donde se nota la colaboración de un fuera de serie como Poti (Viaje a 800, Atavismo). La segunda mitad ya no resulta tan consistente y nos lleva a que nuestra atención por la misma sea intermitente, destacando el zarpazo ‘Inseparables’ y la exhibición psicodélica de la extensa pieza homónima.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=3255741307/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=f171a2/tracklist=false/artwork=small/track=3746508131/transparent=true/

7.4/10

Quizá esa falta de equilibrio y la no total adaptación a este sonido que buscan los gaditanos provoque que Devastación nos parezca un trabajo algo más desdibujado y menos redondo que su predecesor, pero cuesta no reconocer que aquí hay buena madera y por ello el resultado sigue siendo notable. Cabe aplaudir la ambición mostrada por Bourbon, sabiendo adaptarse a la adversidad y dándole una dimensión mayor e interesante a su sonido. Quizá estemos ante un disco de transición para ellos, motivo de más para no perderles la pista de aquí en adelante.

Anuncios