The National son un mundo lleno de defectos. Son un grupo menor que ambiciona con posicionarse en las ligas mayores. Son también gente con encanto. Se meten poquito a poquito en tu subconsciente. Una primera escucha nunca es buen síntoma con ellos.

Boxer certifica que The National son incapaces de salirse de sus propios márgenes, de romper sus límites como banda. Puede que Alligator diera la sensación de que era una banda que aspiraba a mucho más, pero su nuevo disco, sin ser malo, la elimina de un plumazo.

Y eso a pesar de que se abre con dos canciones que pueden entrar directamente entre lo mejor del grupo. Son Fake Empire y Mistaken For Strangers, ejemplos de la tensión que nunca explota, pero que puede brillar por sí misma.

Sin embargo, Boxer se muestra pronto terriblemente imperfecto. En ocasiones brillante, en otras monótono; quizás demasiado pulcro, aunque también con hermosas demostraciones agridulces (pienso en Slow Show, por ejemplo). Sí, como siempre han sido The National, pero esta vez con la rémora de que algunos nos creímos que ya les había llegado la hora de jugar en Primera División.

Quizás no. Quizás su adecuación del sonido Joy Division a atmósferas más luminosas, menos densas, más amables, más de ‘rock alternativo’ deba quedarse en segundo plano para tener la correcta medida.

Escucha | Fake Empire — The National
Escucha | Mistake For Strangers — The National (Vía The Rawking Refuses To Stop!)
Sitio oficial | The National

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments