Si te dicen que Brent Hinds, quien aporta guitarra y voz a Mastodon, se dispone a sacar un disco donde recopila sus proyectos en solitario, lo lógico es esperar algo del metal que viene años ejerciendo en esta respetada formación. Pero nada más lejos de la realidad, pues poco o nada del sonido de dicha banda se puede encontrar en West End Motel o en Fiend Without A Face.

Brent Hinds Presents sirve como excusa para meter en el mismo paquete estos dos divertimentos pasajeros del barbudo músico americano, y que de otra forma habrían tenido bastante poca salida comercial. Con ellos viene a demostrar lo poco que se toma en serio a sí mismo (algo que se puede constatar con una simple búsqueda en Google Imágenes), y la amplitud de miras musicales que tiene a pesar de su rol en una banda tan importante del actual panorama metalero.

Incluso entre los dos proyectos las diferencias son tan notables, que cualquiera diría que ambos pertenecen al mismo compositor. Es por ello que a pesar de venderse en conjunto, vía Rocket Science, vienen en dos CDs separados con sus respectivos temas formando dos álbumes completos por el precio de uno. Queda claro que Brent Hinds no tiene grandes ambiciones con ninguno de ellos, más allá que la de compartir con nosotros lo bien que se lo pasa haciendo música sin ataduras. ¿Pero acaso no es eso lo que siempre debió ser este negocio?

West End Motel: el borracho cantarín que todos llevamos dentro

https://www.youtube.com/embed/NQSIpYUxsaU

De los dos álbumes en liza, el de West End Motel es el más corto pues está compuesto únicamente por siete temas. Aunque cada uno suena distinto del resto, todos ellos tienen como base una esencia tabernera innegable. Con Tom Cheshire como principal compañero de fatigas, y con Nick Cave como más que evidente inspiración, esta colección desprende una alta graduación de alcohol.

Guitarras soul como grandes dominadoras, algo de country aquí y allá con el pasado de Hinds como músico de banjo presente, un poco de sabor crooner cuando el piano hace acto de presencia, y todo ello tratado con una producción que parece más propia del directo, que del estudio. De ese directo de bar pasada la medianoche, enmarcado por el humo del tabaco, la poca iluminación en la zona que sirve como improvisado escenario y las mesas llenas de jarras de cerveza vacías.

De las dos mitades, ésta es claramente la menos brillante. Tiene su encanto, pero le cuesta más hacerlo patente, y resulta más efectiva como acompañante en segundo plano que reclamando nuestra atención. A destacar en cualquier caso su constante muestra de carácter y su capacidad para sonar muy auténtico.

Fiend Without A Face: surfeando en Marte

https://www.youtube.com/embed/US2EChvQzmU

La verdadera fiesta del pack la ofrece Fiend Without A Face, una aproximación al rockabilly muy particular y donde siempre hay hueco para la sorpresa. Con ondulantes guitarras surf a todo trapo y una capa de psicodelia para acelerar la combustión, el álbum desprende un sorprendente buen rollo.

Trece temas de rock alegre, despreocupadamente retro, más gritado que cantado y al que resulta complicado intentar resistirse. En este caso no nos resultará tan difícil dejar lo que estemos haciendo para poner todos nuestros sentidos en la música, la cual a cambio nos devolverá una agradable sensación de optimismo y despreocupación.

Al ya mencionado espíritu retro se suman en contadas ocasiones algunos ramalazos metal con los que Hinds nos recuerda sus orígenes, y que funcionan bastante bien a pesar del forzoso contraste. Tono macarra, de tupés en alto y estela de polvo tras los coches que recorren la Ruta 66, que se convierte en la mejor razón para plantear la adquisición de este doble álbum tan acertadamente fuera de lugar en la industria discográfica.

En Hipersónica | Brent Hinds de Mastodon presenta un par de proyectos paralelos

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments