Todos hemos tenido mañanas de estar completamente aburridos sin nada que hacer tras tomarse el café y lo mejor que se te ocurre para ocupar el tiempo es ponerte a hacer cosas aleatorias con el ordenador (algunos hacen esto hasta cuando tienen cosas que hacer, procrastinadores los llaman). Le das a “marcar todo como leído” en el correo, haces scroll eterno en el Marca esperando encontrar una noticia que no sean posibles fichajes del Madrid o del Barça, actualizas cada cinco minutos Facebook/Twitter a ver si alguien está tan aburrido como tú hasta que, finalmente, piensas “vamos a escuchar algo de música nueva”.

Claro, la idea en sí es muy guay, pero luego toca pensar qué escuchar. Entonces toca patearse blogs de referencia tipo Hipersónica viendo grupos inventados hasta encontrar alguno que te llame la atención, o directamente buscar ese algo interesante en webs tipo Rate Your Music o Lastfm. Precisamente una mañana que no tenía nada mejor que hacer acabé en este último sitio y de repente veo entre recomendaciones a Brody Dalle y básicamente mi secuencia de pensamientos se resume en: “Vaya, esta muchacha por aquí. Se ha puesto guapa y todo con el pelo larguito y rubio y ya no parece recién ingresada en una clínica de desintoxicación. Ahora que lo pienso, ¿esta chica no sacó disco hace poco? Pues mira, no tengo nada mejor que hacer, vamos a escucharlo”.

Brody Dalle, sin trampa ni cartón

Tras este intento de introducción habréis podido comprobar que mis ansias por escuchar el debut en solitario de Brody Dalle no eran especialmente grandes y si he terminado escuchando este Diploid Love ha sido más por fruto de la casualidad y de que no tenía nada mejor que hacer en ese momento. Lamento quitarle el romanticismo a mi relación con este disco, pero no todo es “melómano encuentra disco que hace llevar su corazón hasta el firmamento y viven felices para siempre”.

Pero que esto no os lleve a engaño, probablemente escuchar Diploid Love fue lo mejor que podía haber hecho esa mañana. No cambio mi vida y probablemente tampoco lo hará con la vuestra, pero tampoco es algo que pretenda Dalle con su disco. En cambio, entretiene que da gusto desde el primer corte hasta el último y a veces eso es lo único que muchos le pedimos a un disco: que sea animoso, de fácil digestión, ligero y entretenido.

Rock simple, directo y efectivo

Aquí no hay ni trampa ni cartón. Brody Dalle no ha venido a conquistar vuestro corazón hasta la eternidad ni tampoco pretende suponer una gran revolución musical. En los nueve temas de Diploid Love encontramos Rock de corte simple, directo y efectivo, con alguna que otra reminiscencia ochentera rescatando elementos del Post-Punk o empleando ritmos de batería electrónica. En el aspecto vocal tampoco encontramos nada ostentoso ya que Dalle no es una cantante de leyenda, pero sabe transmitir muy bien siendo intensa y, a la vez, creíble.

Ahora, para conseguir enganchar al oyente casual, como fue mi caso, hay que poner buenas cartas sobre la mesa. Nada más abrir ya ‘Rat Race’ capta tu atención y te anima a seguir profundizando en el disco. A partir de ahí ya encontramos material bastante notable como la trallera ‘Don’t Mess With Me’, las dos caras de ‘Meet The Foetus / Oh The Joy’, con colaboraciones de Shirley Manson (Garbage) y Emily Kokal (Warpaint) incluidas, la visceral ‘Blood In Gutters’ o una electrizante ‘Parties For Prostitutes’ que superaron mis expectativas y me dieron una experiencia gratificante.

7.2/10

Por casualidades de la vida es como he terminado escuchando el debut en solitario de Brody Dalle, y la verdad es que he salido muy satisfecho de la experiencia. Diploid Love no es un disco que te vaya a cambiar la vida o vaya a colarse en tu top del año, pero ni falta que le hace porque cumple perfectamente su función: ofrecer un rato entretenido y ameno a todo aquel que lo escuche. No te dejes cegar por tus prejuicios y anímate a darle una oportunidad.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments