Creo que en el post en el que os presenté este proyecto pequé mostrando un excesivo entusiasmo cuando realmente, a priori y siendo sincero con vosotros, muy pero que muy poco era lo que esperaba como resultado de esta colaboración entre Bruce Soord y Jonas Renkse. Lo que es un ‘truco’ del editor para generar expectación al respecto de un post, no respondía en realidad al arqueo de ceja que siguió al momento en que me enteré de que los líderes de Katatonia y The Pineapple Thief estaban trabajando juntos.

Podría deciros que me vi en un mar de dudas al respecto de qué esperar de un disco como Wisdom of Crowds, pero os estaría mintiendo. No era una cuestión de no saber qué esperar del proyecto y del disco que lo iba a coronar, era no tener casi ninguna expectación.

Sin embargo, el buen resultado mostrado en el adelanto ‘Frozen North’, y que el mismo se moviera en unos terrenos bastante alejados a los que Soord y Renkse habían recorrido con sus propias bandas (sobre todo en el caso del vocalista sueco), hizo que ese entusiasmo fingido acabase cristalizando en un cierto interés por ver qué se escondía tras un disco como Wisdom of Crowds.

Wisdom of Crowds ≠ The Pineapple Thief + Katatonia

Debo reconoceros que la culpa de esta negatividad previa la tiene Bruce Soord y All The Wars, el último disco de su banda. Como os decía, nunca he sido fan de The Pineapple Thief ni he llegado a interesarme por ellos más allá de escuchar alguno de sus discos. La expectación que precedió al lanzamiento de All the Wars y la supuesta apuesta por un Rock Progresivo más modernizado, en inicio, de lo que la banda inglesa había mostrado hasta el momento, me llevó a escucharlo con mayor curiosidad que la precedente a Tightly Unwound o What We Have Sown. Sin embargo, y puede que suene bastante duro lo que voy a decir, lo que me encontré estaba muy alejado de lo que yo entiendo por modernización e innovación en el terreno del Rock Progresivo. Obviamente comprendí los parabienes que la banda estaba recibiendo y el aumento en ventas y afluencia a sus conciertos que estaban experimentando, pero, como supongo intuiréis, esta ‘museficación’ de la banda de Bruce Soord no fue lo mío.

Y es precisamente la figura de Bruce Soord la que quiero resaltar en esta crítica. Sabiendo todos que Jonas Renkse es uno de los vocalistas más reconocibles de la actualidad y más difíciles de separar del concepto que todos tenemos de su banda madre, el hecho de que el compositor inglés haya logrado presentar un conjunto de canciones que se adapten como un guante a la voz del cantante sueco a pesar de moverse en unos terrenos que todos consideraríamos como intransitables para Renkse, es algo que me parece muy meritorio.

Renkse como ejecutor y Soord como maestro de ceremonias

No es de extrañar que gran parte de la crítica haya puesto la actuación de Renkse por las nubes, destacando cualidades que como todos bien sabemos le pertenecen, como la elegancia y su transmisión habitual, logrando hacer suyas unas canciones que nadie le habría asignado a priori. Sin embargo, el verdadero talento detrás de Wisdom of Crowds es Bruce Soord, construyendo un disco de oscuro y apasionante Rock electrónico en el que el prog tiene menor presencia que en los discos de su banda principal pero donde todo se rinde en pos de una más que acertada generación de atmósferas que para muchos de vosotros puedan ser Synth-Pop a lo Depeche Mode o recordaros a la época electrónica de Paradise Lost.

Y es en este terreno, el del Rock electrónico más oscuro de discos como Ultra, Songs of Faith and Devotion o One Second de Paradise Lost, donde Soord ha sido capaz de meter a Jonas Renkse y hacerle brillar como pocas veces ha hecho en su carrera, alejándole del Doom Metal o Rock Depresivo por el que todos le conocemos y convirtiéndolo en una especie de Dave Gahan demostrando que, a pesar de no ser un vocalista virtuoso, el sueco cuenta con una personalidad aplastante y una versatilidad que yo personalmente no le atribuía.

En el aspecto instrumental el disco se mueve en los márgenes que marcan las referencias que os acabo de citar aunque con una mayor potencia (algo obvio) en las guitarras si lo comparamos con las desarrolladas por Martin L. Gore y con unas bases electrónicas más aceleradas en algunas fases, llegando a rozar el dubstep en una ocasión. Además se trata de un disco que, a pesar de la sencillez de las composiciones, esconde matices que se van descubriendo con el transcurso de las escuchas y que lo constituyen como un disco bastante variado en lo estilístico a pesar de todo.

7.8/10

De entre todos los aciertos que Wisdom of Crowds pueda encerrar, sin duda los dos más importantes residen en la figura de los dos artistas bajo cuyos nombres aparece el álbum. Sin embargo, como he dicho en varias ocasiones, personalmente destacaría el gran trabajo de Bruce Soord, músico que, en mi opinión, ha logrado redimirse tras el terrible patinazo del último disco de The Pineapple Thief. De momento no sabemos si habrá continuación de éste Wisdom of Crowds. Si la hay, obviamente la afrontaré de una manera diametralmente opuesta a lo sucedido en esta ocasión.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments