Ya está bien de poco sentido crítico, de plegarnos a lo que dicen los medios que crean opinión, de repetir comentarios del tipo pesebre. El nuevo disco de Andrés Calamaro es malo y lo salvan los invitados como digo en el título. Si La lengua popular, que se publicó en 2007, era la de cal, ahora On the Rock es la de arena.

Y me da mucha pena porque tenía grandes esperanzas en Calamaro y ese savoir faire tan suyo. Ya el sencillo de adelanto, Los divinos, me hizo torcer el gesto y no las tenía todas conmigo, pero el balance de un montón de escuchas no ha hecho más que reafirme en la primera opinión.

http://www.youtube.com/v/qkzOm6n2akM&hl=es_ES&fs=1&

On the Rock comienza con ‘Barcos’, donde nos encontramos a un Calamaro poco inspirado en la escritura de una letra sonrojante: dos barcos que se cruzan en el mar y en el puerto final”. Diego el Cigala está espléndido en su parte acompañado por Niño Josele.

De ‘Te extraño’ he leído en algún sitio que es un bolero pero no es más que una canción melancólica con ambientación boîte al que El Langui, de La Excepción, presta voz y versos. El de Pan Bendito hace de un tema malo uno pasable.

http://www.youtube.com/v/Sll1t_ZFAPU&hl=es_ES&fs=1&

‘Todos se van’ es plomiza, que no plúmbea, y de ‘Los divinos’ ya dijimos bastante cuando hablamos del vídeo, pero no debería haber sido single. Porque ese estribillo “hoy es hoy, ayer fue hoy ayer” y el resto de la letra que me la expliquen.

En ‘Flor de samurai’ (YouTube) vuelven el rock y las guitarras afiladas, que volveremos a encontrar en la enfática ‘Gomontonera’, que junto a El pasodoble… y la hooligan ‘El perro’ son los únicos cuatro cortes realmentemente aprovechables.

‘Insoportablemente cruel’ se acompaña de la trompeta del maestro Jerry González, impecable, aromas jazzies para una canción olvidable si no estuvieran los boricuas Calle 13. Y la volvemos a encontrar en otra versión al final

Y tenemos a Calamaro haciendo cumbia, sí, he dicho bien cumbia, en ‘Tres Marías’, que tiene la gracia justa, y que la volvemos a escuchar en dos versiones en la edición deluxe. Y lo de ‘Te solté la rienda’ con ‘Enrique Bunbury’ es de juzgado de guardia. Baste decir que la versión que hicieron en su día Maná del clásico de José Alfredo Jiménez es mejor, ¿o no?

‘Me envenenaste’ podría ser un descarte de Los Rodríguez, con ese deje stoniano tan querido por Andrés Calamaro y un tonillo familiar a quien seguimos al argentino. Y para terminar El Perro, que visos de ser un hit de directo, roquero y con una letra resultona preparado para los coros del respetable. Buen final para un mal disco.

Sitio oficial | Andrés Calamaro
[[gallery: calamaro]]

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments