Canciones de Verano (XXVIII): Au Revoir Simone y las trampas de verano

Au Revoir Simone siempre han sido frías y a la vez tremendamente acogedoras. Su música se va mostrando poco a poco, desde una primera apariencia distante hasta ese momento en que sabes que te han pillado de nuevo y que has conectado con lo que te dicen y cómo te lo dicen.

Ellas son, en el fondo, como creernos el cuento del verano eterno: lo hacemos sabiendo que nada de lo que se dice es cierto, pero también que, si juntamos todas las piezas, al final acaba por aparecer ese verano en el que todo salió bien y del que nos pasaremos la vida deseando que nunca hubiese acabado.

En 2009, Elefant editó dos canciones de Au Revoir Simone en su club del single, la primera de ellas dedicada a esos trucos de verano que se agotan demasiado pronto y a los que se les ve el plumero.

The wind was against me

Nobody had anything new to say

So I’d rather be moving

If there’s a pressure

Go beyond those lines again

Those summer lines

One day you tell me

Can’t even follow you at first

Tried just to listen

Tried just not to go crazy

There is more to life than just

Those summer lines

Suena a playa al atardecer, suena a día de viento y nubes, llega perezosa y se va como si durante el último minuto y medio no hubiese creado un crescendo sin apenas cambiar casi nada. Suena a melancolía… y eso también es algo muy estival. Porque no pocas veces los mejores discos tristes de tu vida se descubren en en verano.

(Pero, claro, Au Revoir Simone también han sido atravesadas en el corazón y creen firmemente en que, después de que el verano se haya ido y los chicos ya no estén, el amor permanecerá. Por eso versionaron el ‘Boys of Summer’ de Don Henley)

Anuncios