Anuncios

Caribou — Our Love

Con artistas como Dan Snaith uno no sabe por dónde puede salir su siguiente disco. En cuatro años desde que publicara Swim ha tenido tiempo para girar y girar, tanto solo, como DJ o en formato banda, producir remezclas para otros artistas, e incluso esconderse tras el alias de Daphni para ofrecernos su cara más housera.

Y no sólo eso; porque, si echamos la vista un poco más atrás, hasta los tiempos de Andorra, veremos que de aquellos comienzos poco queda ya excepto el genio, claro. Por eso, al retomar el canadiense su nombre más deseado, el de Caribou, y más cuando ha tenido experiencias vitales como la de ser padre, uno no tiene ni idea de cuál será el camino elegido para Our Love (Merge, 2014).

Dan Snaith, genio y figura tras Caribou

Si en aquel ya clásico Andorra, el canadiense optara por la electrónica “de refilón”, centrándose más en sonidos de corte indie pop, fue un poco más tarde, con Swim, cuando mostró al mundo todo su potencial para hacer bailar a la gente sin comprometer su independencia.

Ahora, con Our Love y casi 10 años de carrera bajo el alias de Caribou, Snaith quiere dejar claro también que es capaz de cautivar no sólo a minorías underground; también puede hacerse grande, conquistar a las masas y no hacer que sus fans de siempre se sientan traicionados.

De las melodías cálidas de Andorra o los fríos glitches de Swim poco queda ya. Ahora, ritmos y bases más convencionales se han adueñado del sonido Caribou, sin llegar a los extremos house de lo visto en Jiaolong bajo el alias de Daphni. Lo mejor de Our Love es sin duda como Snaith ha sabido aunar convencionalidad y personalidad, sin renunciar a nada.

No es la ruptura que supuso el paso de su segundo trabajo al tercero, pero ya desde ‘Can’t Do Without You’, primer single que oíamos de este cuarto trabajo de estudio del canadiense, se intuía que tocaba bailar, si, y que los clubes menos minoritarios estaban en el punto de mira a diferencia de la anterior entrega. Una vez más, Snaith aborda cómo quiere sonar desde una perspectiva diferente que quedaba meridianamente clara en la primera escucha del sencillo y que se corroboraba al escuchar el disco al completo.

Our Love: amor electrónico en todos los estilos posibles

La temática de este álbum también queda patente en el título del mismo: la cosa va de experiencias vitales y del amor desde todos los puntos de vista posibles, ya sea el de la pareja, al del padre o el amigo, e incluso a los ya desaparecidos. Y claro, eso se refleja desde el minuto cero, con el buenrollismo de ‘Can’t Do Without You’ o en la recta final, con ‘Your Love Will Set You Free’.

Pero hay lugar para momentos luminosos y para pasajes más oscuros, sin llegar nunca al techno que escuchamos en alguno de los cortes de Jiaolong. Pronto se pasa de la alegría del primer single a la melancolía e introspección de ‘Silver’.

Pero los momentos de nostalgia, aunque presentes, son los menos. Caribou no quiere dejar la pista y ni siquiera un tema como ‘Julia Brightly’, dedicado a su fallecida ingeniera de sonido cae en la tristeza o baja el ritmo.

Además, Our Love es la muestra de que Snaith se atreve absolutamente con todo, si es que aún tenía que demostrarlo. Igual que se recorre el espectro lumínico-anímico en poco más de 40 minutos, se pasea por estilos que hasta ahora no habían sido terreno abonado para él, como ese neo soul galáctico de ‘Second Chance’ junto a Jessy Lanza, el sinuoso y sensual RnB de ‘Dive’ o los matices dubstep con que cierra ‘All I Ever Need’.

Aunque donde lo escuchamos más cómodo es a caballo entre el house y el techno, siempre más relajado que en el anterior trabajo de Daphni, y con el club siempre en mente, como en el tema que da título al disco, de potentes bajos y bases clasiconas, en las que destaca el cierre, cortesía de Owen Pallett.

Quizás en la virtud de no encasillarse en un único estilo sea precisamente donde se halle el punto débil de Our Love: se nota algo menos de coherencia a lo largo de todo el tracklist que en anteriores ocasiones, aunque no por ello el nivel baje demasiado y sea un defecto fácilmente perdonable mientras Caribou entrega un temazo tras otro.

8.2/10

Si algo viene a poner sobre la mesa este Our Love es que Caribou no es un artista que se deje encasillar. Cada uno de sus trabajos se mueve en una temática y sónica diferentes, y eso es muy de agradecer en un panorama en el que, a la tercera de cambio nos estamos quejando (con motivo) de falta de innovación.

Bien es cierto que este cuarto álbum de Dan Snaith como Caribou no es su trabajo más redondo; para eso tenemos Andorra y Swim, pero ni siquiera esa falta de cohesión que se le nota si lo comparamos con éstos, es capaz de arruinar uno de los discos electrónicos de la temporada, capaz de hacer bailar tanto a los más sibaritas como a los menos exigentes. Ahora sólo queda preguntarse cuál será la próxima sorpresa que firme el canadiense.

Anuncios