Anuncios

Carpenter Brut, el House que hace bailar a Cronenberg

A tanto ha ido creciendo mi pasión por la música electrónica que a muchos ya les cuesta reconocerme. Mis compañeros de Hipersónica ya bromean llamándome el “Rookie del Techno”. He pasado de seguir a pies juntillas las recomendaciones de Ferraia y Natxo Sobrado (aún lo hago, ojo) a buscarme las habichuelas yo mismo, con el riesgo que ello implica de que ambos desaprueben algunas de las cosas que me entusiasman. Pero claro, cada uno lleva su sordera como mejor le plazca, yo incluido, y antes de preocuparme de si la gente aprobará que escuche según que cosas, prefiero disfrutarlas sin más. Que le den a los guilty pleasures.

Y este es uno de esos casos en los que los que no sé si mi recomendación superará los altos estándares de los amos del Techno de batín, pero en cierto modo me da igual porque disfruto como un loco con la música de Carpenter Brut. La particular manera de entender el House por parte del artista francés me anima a mover el esqueleto sin control, haciendo del ‘Da Funk’ de Daft Punk o del ‘Genesis’ de Justice un estilo de vida y la base sobre la que aplicar su propio concepto del Horror. Igual Cronenberg no bailará con Giorgio Moroder en la discoteca, pero en casa con Carpenter Brut seguro que sí.

La mención de los dos dúos más populares y atractivos del House francés no es por la mera casualidad de que Carpenter Brut también sea de allí, sino que las similitudes sonoras se hacen obvias en cuanto le damos al play, sobre todo con Justice. Sin embargo, Brut retuerce un poco más el estilo y le da un toque que podríamos calificar de siniestro o terrorífico, muy próximo al Horror Synth, pero sin perder el propósito de hacer música bailable. De hecho, el sonido de los sintetizadores desprenden un aroma tan de Synth zapatillero y macarra que podría colar en la banda sonora de Hotline Miami.

Para todos aquellos que no conozcáis su obra lo tenéis bien fácil para poneros al día en un periquete: sólo cuenta con dos EPs en su haber, a razón de seis temas cada uno, el primero lanzado en 2012 y el segundo en 2013. Mi consejo es que primero probéis los temas que enlazo en el artículo y luego le tiréis a los dos EPs. Una vez estéis infectados por su virus del meneo incontrolable, podréis esperar con impaciencia el tercero, que se supone llegará a finales de este año. Antes de daros cuenta estaréis moviendo el esqueleto con ‘Zombie Disco Italia’ sin complejo ni sentimiento de culpa alguno.

Anuncios