Catpeople han quitado las cortinas, han abierto las ventanas, y han pintado las paredes de su local de ensayo. El negro se ha sustituido por el verde, el azul, y cualquier otro color “vivo” que se os ocurra. Ni rastro de la oscuridad, de la sobriedad y la cara de luto de antaño. Ni rastro de la nocturnidad y solemnidad qu desprendían sus anteriores temas. Afortunadamente, también se ha ido el fantasma de las comparaciones evidentes con grupos anglosajones.

Bueno, al menos podemos dejar de compararlos con Interpol. Con Editors, se podría decir que guardan el paralelismo de pegar el volantazo en el tercer álbum, y, más allá de los nuevos caminos y de los resultados alcanzados, se puede decir que resulta un acierto la nueva dirección, porque era necesario no volver a repetirse y porque la valentía del cambio se ha hecho con todas las consecuencias, aparcando lo anterior y emprendiendo una nueva etapa.

http://player.soundcloud.com/player.swf?url=http%3A%2F%2Fapi.soundcloud.com%2Ftracks%2F13654402

http://player.soundcloud.com/player.swf?url=http%3A%2F%2Fapi.soundcloud.com%2Ftracks%2F13654402

Ni que decir tiene que posiblemente la sensación que más de uno ha tenido al escuchar el disco ha variado entre el escepticismo y la indefinición. Las preguntas que más de uno rumiaría durante horas serían: “¿Son el mismo grupo?”, “¿Me gustan más o menos ahora?”, “¿Esto se baila?” , “¿Me olvido de esto y pongo los discos de antes?”. En mi caso, reconozco que no he vuelto a escuchar ni Reel #1, ni What’s the time Mr. Wolf, pero también puedo decir que no los echo de menos. Me gustan los nuevos Catpeople.

Ahora el primer plano está para las voces (los coros envuelven la sofisticada voz de Adrián), las percusiones, los teclados y los sintetizadores (que se “sinfonizan” en ‘Secret life (a Japanese story)’, ‘The horse parade’ o la final ‘I’m so sorry’). ‘Fat rat’ y ‘She was an astronaut’ son quizá las cumbres de un disco más homogéneo que los anteriores, con menos distancia entre “titulares” y “suplentes”, con ‘Safari’, ‘Love Battle’ y ‘Fishes with big mouth’ conformando una segunda línea tan pujante como la de las iniciales ‘Sorry’ (el single) o ‘Rana’, el icono de la transformación y que representa la capacidad de adaptación a las distintas corrientes musicales y su afán de supervivencia de un grupo al que podríamos comenzar a considerar anfibio.

http://player.soundcloud.com/player.swf?url=http%3A%2F%2Fapi.soundcloud.com%2Ftracks%2F11401400

http://player.soundcloud.com/player.swf?url=http%3A%2F%2Fapi.soundcloud.com%2Ftracks%2F11401400

Sus virtudes (claridad melódica, vocal e interpretativa, excelente producción, sofisticación y sutileza, vocación pop pero sin dejar de lado la experimentación) se aprecian más ahora, al desmarcarse de las comparaciones más repetidas, y por muchas referencias étnicas, camaleónicas o oportunistas que le caigan encima, seguirán estando ahí. No hacen un pleno al 15, pero sí alcanzan el suficiente grado de acierto como para no sólo no arrepentirse del paso dado, sino para sentirse muy satisfechos del resultado.

Escúchalo en | Spotify
Más en Hipersónica | Entrevista a CatPeople: “la producción es muy importante para nosotros” >> CatPeople — What’s The Time Mr Wolf?

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments