El cantante de The Mars Volta no suele ser extraño a que le sucedan cosas descabelladas, pero esta puede llevarse la palma. Cedric Bixler-Zavala, tristemente, ha tenido que sacrificar a su perro en el día de ayer después de consumir veneno para ratas y ser intoxicado. Lejos de ser un simple accidente, el cantante tiene claro quién puede estar detrás de todo.

Primero hay que remontarse a 2017, cuando Cedric y su mujer, Chrissie Carnell, estaban todavía involucrados con la Iglesia de la Cienciología. El también cienciólogo Danny Masterson, actor de Aquellos Maravillosos 70, abusó sexualmente de Carnell en la década de los 90 y ella le denunció, junto a otras mujeres, de su comportamiento delictivo.

El matrimonio fue bastante vocal desde entonces contra la Cienciología por encubrir a Masterson y sus actos. El pasado agosto, se sumaron a otras denunciantes en una demanda tanto contra el actor como contra la Iglesia por sus actos de acoso en un intento de silenciar las acusaciones.

Lo cual nos trae de vuelta a los eventos presentes, ya que el cantante ha acusado a la Cienciología de envenenar a su perro metiendo el veneno para ratas en su comida. Bixler-Zavala también les acusa de hacer esto anteriormente con su anterior perro, al que también tuvieron que sacrificar, y en una publicación en Instagram les ha señalado directamente: «Esto es lo que hace la Cienciología cuando hablas de los predadores que protegen».

«Danny Masterson es un violento violador en serie. Él y su iglesia harán lo que sea por cubrir sus crímenes». El artista ha seguido acusando a ambos mientras hacía su sentida despedida de su perra. Pero, como él dice, «No me voy a callar con esta mierda».