La banda taiwanesa cierra con Takasago Army la trilogía que comenzó en Seediq Bale y continuó Mirror of Retribution. El disco, que se publica en Norteamérica vía Spinefarm Records, ha sido producido por Rickard Bengtsson (Nemesis, Arch Enemy) en su estudio de Sweep Spot (Suecia).

El quinteto cambió en cierta medida su orientación metálica en 2009 con la publicación de su anterior álbum, es decir, se hicieron menos fieros aunque a algunos no se lo pareciere, cambiaron su logotipo y en el que me atrevería a decir que occidentalizaron su sonido, aun así su cantante, Freddy Lim, sigue usando el erhu, instrumento de cuerda tradicional asiático, y algunos de sus temas mantienen ciertos ambientes de aquellas tierras.

Takasago Army, una historia de la II Guerra Mundial a ritmo de black metal barroco

https://www.youtube.com/embed/n6_C7EZ7b90

Metal oriental es la etiqueta en la que Chthonic, que cuentan en sus filas a Doris Yeh, considerada como la bajista más sexy del circuito internacional, está de acuerdo para situar su música, sobre todo porque, aunque las influencias black y sinfónicas son evidentes en sus composiciones, también los son algunas maneras de la música del lejano oriente como las escalas pentatónicas, la opera taiwanesa o la música enka.

En Takasago Army, un disco cuyo título hace referencia a las tropas del ejército japonés reclutadas en las montañas de Taiwan que lucharon con bravura en la II Guerra Mundial entre 1940 y 1944, todo ello se hace evidente.

El álbum empieza con ‘The Island’, una intro muy nostálgica con orquestación y coros femeninos que nos lleva a orillas del Pacífico, y enseguida suena , y Chthonic entran en acción con su personal manera de adaptar el black metal, en cierta medida próxima a terrenos de los mejores Cradle of Filth, con una voz grave y otra aguda como de succubo.

https://www.youtube.com/embed/heF_NPJbv8Y

Esas mismas atmósferas, con esas voces enfurecidas, son las que nos envuelven en ‘Takao’, donde el teclado le da ese toque oriental tan característico de Chthonic; pero además aquí tenemos un componente épico en los coros que a mí me han recordado, no sé la razón, a Turisas.

‘Oceanquake’ tiene ese coros femeninos como de película histórica a lo Hero o House of Flying Daggers, pero también hay pasajes espeluznantes a ritmo marcial y toques sinfónicos. Gran trabajo de Jesse ‘The Infernal’ Liu con las guitarras.

El black metal oriental de Chthonic recupera la historia olvidada de un pueblo sojuzgado

Tras una intro misteriosa, ‘Southern Cross’ continúa la tralla con ese black que algunos han denominado barroco, combinando voces extremas, y una velocidad endiablada. Nadie nos diría en un test ciego que estamos ante una banda de Taiwan.

Salvo por esa voz susurrante inicial, que aparece en varios momentos del tema, ‘Kaoru’ sigue en esa línea excesiva pero con coros femeninos y unos toques orientales de teclado. ¿Alguién en la sala mencionó a Septicflesh?

‘Broken Jade’ curiosamente con sus más de cinco minutos y medio es el single de Takasago Army; black metal marca de la casa, muy técnico y contundente, cuya fiereza se rebaja por esos coros femeninos embriagadores. El vídeo con la banda tocando en un escenario de guerra animado encaja perfectamente con la música y el mensaje.

7.1/10

Tras mecernos en el bálsamo instrumental con spoken word demoníaco de ‘Root Generation’, en ‘Mahakala’ vuelve la caña y la brutalidad. El cierre con ‘Quell The Souls in Sing Ling Temple’ supone encontrarnos con una pieza marcial, de las más bestias del álbum, pero con teclados sinfónicos y un gran solo de The Infernal. Mi conclusión final es que aquí Chthonic han estado un pelín por debajo de Mirror of Retribution.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments