Anuncios

Cinco canciones donde Radiohead se reinventaron a sí mismos

La liebre saltaba ayer de forma absolutamente inesperada con el anuncio de The King of Limbs, el nuevo disco de Radiohead que se hará público este mismo sábado. A pesar de lo inesperado de este golpe de efecto, a nadie le extrañó semejante movimiento por parte de los británicos, ya que su historial está plagado de situaciones atípicas y totalmente alejadas de los convencionalismos de la industria musical.

Desde el lanzamiento de Pablo Honey en 1993, el quinteto ha seguido un proceso de evolución constante, de cambio no siempre bien entendido por todo el mundo, pero que ante todo ha respondido a unas inquietudes artísticas fuera de lo común. En sus siete discos ya publicados han demostrado tener lo suficiente para lanzar éxitos de talla mundial, pero nunca han estado dispuestos a conformarse “sólo” con eso y han buscado ir siempre un paso más allá, llegar donde nadie antes ha llegado.

Durante esta semana vamos a hablar mucho de Radiohead con motivo del estreno de su nuevo álbum, a ver si así podemos hacer la espera un poco más llevadera. Empezamos hoy con cinco canciones donde se reinventaron a sí mismos, cinco expresiones de esa constante lucha creativa por no estar nunca parados en el mismo sitio.

1. Street Spirit (Fade Out)

https://www.youtube.com/embed/IrTB-iiecqk

Muchos grupos consiguen dar un notable salto de calidad del primer al segundo disco, pero el de Radiohead fue sencillamente estratosférico. The Bends consiguió hacer de su antecesor un tímido amago del verdadero potencial que encerraba la banda, y que sólo empezó a desatarse de verdad en temas como ‘Street Spirit (Fade Out)’. Imposible encontrar en Pablo Honey un tema que se acerque mínimamente al nivel de profundidad, emoción, intensidad y pureza que destila esta sencilla y desgarradora composición. Bella hasta arrancar la lágrima. Una cita de Thom Yorke:

“Nuestros seguidores son mucho más valientes que yo al dejar que esta canción penetre en ellos, o quizás es que no son conscientes de lo que están escuchando. No se dan cuenta de que ‘Street Spirit’ trata de mirar al puto diablo directamente a los ojos… y saber, que hagas lo que hagas, él siempre será el último en reír.”

2. Climbing Up the Walls

https://www.youtube.com/embed/qbtZyuOMdHI

Encontrada la tecla correcta con The Bends, llegó la hora de aspirar a lo más alto, de conseguir tocar el cielo con la punta de los dedos. OK Computer puso la nota de atrevimiento que le faltó a su predecesor, entrando sin ningún temor en el terreno de lo inexplorado, haciendo posible que el rock sonara como nunca antes lo había hecho. El laboratorio se había puesto en marcha y experimentos como ‘Climbing Up the Walls’ salían a la luz para sorpresa de todo el mundo. Habían jugado a ser dioses con la música y habían ganado. Apostaron todo lo que tenían y les salió la carta más alta. Habían roto las reglas del juego y aún querían más. Otra escalofriante interpretación a cargo de Yorke:

“Algunas personas no se atreven a dormir con la ventana abierta, porque tienen miedo de que los monstruos de su imaginación se cuelen por ella. Esta canción trata sobre el monstruo en el armario.”

3. The National Anthem

Kid A fue el inicio de una nueva era, para Radiohead y para la música en general. No inventaba nada y sin embargo lo cambiaba todo. No respetaba nada y era puro clásico. Lo habré escuchado cientos, miles de veces en estos últimos diez años, y nunca sé qué es lo que me voy a encontrar a la vuelta de sus incontables esquinas. ‘The National Anthem’, como el resto del álbum, es una canción distinta cada vez que la escucho, es la misma historia que se repite pero nunca me cuenta lo mismo dos veces. Es el caos hecho precisión y la cordura gobernada por la locura. Jonny Greenwood explica así la experiencia de grabar al conjunto de viento para esta canción:

“Thom y yo nos pusimos ante ellos para dirigirlos. Lo que hacíamos era saltar arriba y abajo cuando queríamos que fuera más fuerte, o los calmábamos en ciertos puntos. Estoy seguro de que se veía ridículo, pero creo que grabado sonó muy bien.”

4. Knives Out

https://www.youtube.com/embed/3SZ1WpzBr9E

Amnesiac continúa la senda de deconstrucción del sonido iniciada por Kid A, pero de alguna forma lo hace intentando recordar lo que era Radiohead antes de dicho álbum. En cierto modo, sería el eslabón perdido entre OK Computer y Kid A, manteniendo alta la apuesta por el sonido abstracto, pero recuperando la guitarra como principal leitmotiv. Canciones como ‘Knives Out’ son capaces de sonar tan hipnóticas como cualquiera de su antecesor, pero añadiendo a la mezcla el vigor y la energía del rock que parecía haberse perdido por el camino.

“I want you to know / He’s not coming back / Look into my eyes / I’m not coming back”

5. 15 Step

https://www.youtube.com/embed/lIAJAS5cJ54

¿Radiohead capaces de sonar otra vez optimistas y distendidos? ¿De volver a ser naturales y dueños de su propio destino, en lugar de pobres almas perdidas en un insondable torbellino de música? ’15 Step’ sorprende cada vez que empezamos a escuchar In Rainbows, pues desprende una frescura que muchos habían dado ya por perdida en los británicos. Era turno de bajar los registros de grandilocuencia casi al nivel de Pablo Honey, y también aquí supieron estar magistrales. Una forma de recordar lo que fueron cuando empezaron, pero sin recurrir al clásico propósito de recuperar el sonido de sus comienzos. Un guiño al pasado, pero que sólo tiene como meta el futuro.

En Hipersónica | The King of Limbs, el nuevo disco de Radiohead, llegará este mismo sábado

Anuncios