Cinco canciones para recordar las cinco temporadas de Breaking Bad

Para desgracia de sus fans y para alegría de los que no la seguían pero les tocaba aguantar a los primeros, Breaking Bad llegó a su fin el pasado 29 de septiembre. Por supuesto, los que nos deleitábamos cada semana con cada capítulo de una de las mejores y más adictivas series de la actualidad (aun no sé si decir que es de las mejores de la historia) vemos con pesar como nos ha abandonado, a pesar de lo muy bueno que fuera su final. Ahora ver ciertas imágenes nos hace echar alguna que otra lagrimita, pero siempre nos queda regocijarnos con los buenos momentos que hemos pasado y de echarle el ojo a alguna que otra edición de coleccionista de la serie.

Otra forma para acordarnos de las increíbles aventuras de Heisenberg y Pinkman es a través de las canciones que el genio de Vince Gilligan y su equipo escogieron para ambientar la serie. Aunque Breaking Bad no es una serie que se pueda recordar por las canciones que aparecieron en ella (de hecho, varias de mis escenas favoritas casi no se articulaba ningún sonido), varias de las canciones que cito aquí hoy si que me recordarán a una serie magnífica, ahora y en el futuro. Estas son mis cinco canciones preferidas de las muchas que han salido en la serie, pero os invito a dejar alguna otra que os haya gustado o impactado más. Por supuesto, os advierto de los spoilers que puedan haber para los que no la hayáis empezado o para los que la acaban de comenzar.

Gnarls Barkley — Who’s Gonna Save My Soul

All this time, I’ve lived vicariously / Who’s gonna save my soul now?

A pesar de lo dicho en el párrafo anterior, hay que decir que los creadores de la serie saben como atinar a la hora de elegir canciones en los momentos clave, como al final de la primera temporada, ‘A No-Rough-Stuff-Type Deal’, cuando Walter White (vestido de Heisenberg pero sin llegar a la transformación en su odiable y admirado alter ego) y Jesse Pinkman descubren como se las gasta el elemento de Tuco Salamanca. Un momento en el que nuestros protagonistas se ven en serio peligro y ven que se han metido en un jardín espinoso y del que no será fácil salir y, para hilar este final con los créditos, nos aparece de fondo este temazo del dúo de Soul Gnarls Barkley que aparece en su segundo LP, The Odd Couple. Letra mordaz y acertada en una canción vibrante y estimulante.

Los Cuates de Sinaloa — Negro y Azul: The Ballad of Heisenberg

Anda caliente el cartel, al respeto le faltaron / hablan de un tal heisenberg, que ahora controla el mercado

Si hay algo que más nos ha gustado de esta serie a la mayoría de fans son las escenas introductorias que preceden los créditos iniciales, muchas veces ofreciendo unos flashfowards intrigantes y crípticos que no íbamos a entender hasta que no llegáramos al final de temporada. En el de ‘Negro Y Azul’ de la segunda temporada ya nos anticipaba como iba a terminar la historia de Heisenberg gracias a la labor de Los Cuates de Sinaola (unos grandes) con una canción homónima al episodio, también conocida como “la balada de Heisenberg” (cuando Walter se transforma en su alter ego, suele llevar tonos negros en su ropa, y el azul es el color característico de su producto). Una canción que perfectamente podría haber sido reutilizada como la última de la serie.

America — Horse With No Name

I’ve been through the desert on a horse with no name / It felt good to be out of the rain

La de America es una canción ya bastante icónica de por sí y ya ha sido utilizada en otras ocasiones. Pero siempre me recordará a cuando la oí en el ‘Caballo Sin Nombre’ (los nombres de los capítulos, aparte de hacer referencias o guiños, también encerraban bastante) de la tercera temporada, mientras Walter la cantaba circulando en su propio corcel sin nombre (su coche), en un ritual para aclarar sus pensamientos y dejar a un lado las preocupaciones de su “trabajo”. Otra elección acertada y, por supuesto, nada casual (casi nada lo es en Breaking Bad).

Danger Mouse & Daniele Luppi (feat. Norah Jones) — Black

Until you travel to that / Place you can’t come back / When the last pain is gone / And all that’s left is black.

Nueva aparición de Danger Mouse en la lista, esta vez en el proyecto junto con Daniele Luppi y las aportaciones vocales de Jack White y, como en este caso, Norah Jones. Una de las canciones en las que figura la americana, ‘Black’, la pudimos oír de fondo mientras nuestra mandíbula se quedó desencajada tras la última frase de Walter en la season finale de la cuarta temporada, ‘Face Off’. Ese “I Won” que suelta tan alegremente mientras comprendemos todo el retorcido plan que ha tenido que llevar a cabo para deshacerse de su jefe Gustavo Fring. Una frase puramente Heisenberg (el personaje fagocitando a la persona) y los espectadores ya comenzamos a odiar un poquito al señor White, que se congratula de su acción sin importarle a quien se tenga que llevar por delante para ello.

Badfinger — Baby Blue

https://www.youtube.com/watch?v=C53QAuOoSgc

Guess I got what I deserve

Y claro, no he podido resistirme a incluir la auténtica canción final. El canto de cisne. Las últimas melodías que íbamos a oír mientras veíamos a nuestro ¿héroe? favorito. Hay quien dice que aquí a Gilligan le salio la vena moñas, o la más troll viendo la historia de los propios Badfinger, pero es un tema bien elegido y perfecto para la escena y como resumen del final redentor de Walter White. A algún fan clásico no le caerá muy en gracia que algunos se hayan dado cuenta de la existencia de Badfinger gracias a ‘Felina’, pero bueno, lo importante siempre fue llegar (probertoj dixit). ‘Baby Blue’. Sangre, metanfetamina y lágrimas. La banda que pudo ser reina y el rey caído tras su redención.

Breaking Bad en Hipersónica

Anuncios