Anuncios

Cinco canciones por las que adorar sin remedio a Godspeed You! Black Emperor

Grupos que podrían ser tu vida hay más de los que pueda parecer, pero siempre prevalecerán los más grandes, los que se ganan un sitio inamovible en tu corazón y lo marcan como su territorio. Yo desde luego no sé qué sería de la vida si no existieran Godspeed You! Black Emperor, porque habría que inventarlos sí o sí. Son más grandes que la vida, la tuya, la mía, cualquiera. Su genialidad no conoce límites, al igual que sus excesos, y con sólo un fragmento de una de sus canciones logran más que muchos grupos en discografías enteras.

Y ahora es buen momento para centrarnos en algunas de sus canciones (o algo similar, porque dicho término aplicado a ellos cobra un sentido bastante diferente a lo tradicional), aquellas con las que uno puede perderse durante horas con total satisfacción. Podría parecer que aprovecho la tesitura de su inminente nuevo disco, ‘Asunder, Sweet And Other Distress, pero siempre es buen momento para bucear en todo lo que ofrecen. Quizá (o mejor dicho, seguramente) estas no sean las mejores canciones de los canadienses, pero sí son canciones por las que yo he conseguido adorarles sin remedio, hasta convertirse en una de mis bandas de referencia. Cinco canciones, que podrían escogerse muchas más, que sirven de mosaico de todo lo que han ofrecido desde sus inicios hasta la actualidad, haciendo parada obligatoria en cada una de sus referencias de estudio.

Motherfucker=Redeemer

https://www.youtube.com/embed/mPj1R2UT9mc?rel=0

Durante mucho tiempo a Yanqui U.X..O (Constellation, 2002) le ha tocado bailar con la más fea y tener que ser el álbum que más discrepancias generó para la crítica y los aficionados de la agrupación canadiense. Una maravilla más, un trabajo pobre y falto de inventiva o, sencillamente, un álbum menor en su trayectoria. Yo sólo sé que cuando me dejo llevar por los vaivenes, las idas y venidas que se van sucediendo a lo largo de los más de treinta minutos que componen las dos partes de ‘Motherfucker = Redeemer’ esas discrepancias me importan más bien poco. Quizá la pieza que mejor define un disco que la propia banda describió como rabioso, disonante y épico rock instrumental.

Moya

https://www.youtube.com/embed/Rsf2LoLk3SA?rel=0

Uno tiene mucho que recorrer en los cuatro discos (pronto cinco) del grupo, no basta con sólo abordarlos una vez. Sin embargo, bien merece la pena hacer una parada por su EP Slow Riot for New Zerø Kanada (Constellation, 1999), sin el cual sería difícil entender su evolución desde el primer disco a lo posterior. Ahí, en ese eslabón tan imprescindible como férreo, reside una composición estremecedora y excelsa como pocas en el post-rock titulada ‘Moya’, pero también conocida por ser una reelaboración de la tercera sinfonía de Henryk Górecki, de ahí que en algunos de sus setlist aparezca titulada con el apellido de este compositor polaco.

Storm

https://www.youtube.com/embed/61LZKhBgDso?rel=0

Qué decir o elegir de un disco tan excelente como Lift Your Skinny Fists Like Antennas to Heaven (Constellation, 2000), es difícil equivocarse seleccionando cualquiera de las cuatro mastodónticas canciones que conforman este disco doble. ¿Por qué quedarse con ‘Storm’? Porque resulta mucho más difícil lo contrario. Desde el primer minuto se te está poniendo la carne de gallina con la suave y melódica instrumentación, y las crecidas en cascada terminan dándote un vuelco en el corazón. Es una canción viva, intensa, que no es igual cada vez que la escuchas porque cada vez vas descubriendo nuevas cosas, nuevos detalles que claman a gritos tu atención y de los que te terminas prendando.

Mladic

https://www.youtube.com/embed/RXdF9uhVrI0?rel=0

No debe ser nada fácil volver a la actividad discográfica tras unos diez años de parón en los que el género en el que te han etiquetado parece no gozar de la misma salud y respeto en la crítica que en tiempos pretéritos. No obstante, GY!BE no se amedrentaron y dieron el salto al vacío sacando ‘Allelujah! Don’t Bend! Ascend! (Constellation, 2012), que lo único que saco claro es que no dejó indiferente a nadie. Ejemplo claro de lo que digo es que en el mismo seno de Hipersónica hay voces disidentes con aquella dura crítica que probertoj realizó del disco, porque un disco que tenga un tema como ‘Mladic’ es imposible que sea malo. Poco importa que llevaran una década tocando la canción antes de publicarla, sigue siendo enorme, llena de momentos sobrecogedores y poderosos. Más evidentes y más directos que nunca, pero efectivos y sublimes como siempre.

Providence

https://www.youtube.com/embed/6tZ_uwDlmPY?rel=0

No faltan argumentos para que uno pueda declarar a F♯ A♯ ∞ (Constellation, 1997) como su álbum preferido de Godspeed You! Black Emperor. Es un disco que te invita desde antes de darle al play a colocarte tus mejores auriculares y bucear profundamente entre sus tres composiciones una y otra vez. Podría fácilmente decantarme por ‘East Hastings’, enorme de por sí, pero aquí hemos venido a jugar y a arriesgar, por eso vamos a lo grande, a los treinta minutos de ‘Providence’. Todo de lo que son capaces GY!BE en una canción, desde emplear grabaciones hasta momentos de intenso y ruidoso drone, mientras entre medias vemos desde suave y cuidada instrumentación hasta una tormentosa guerra de sonido capaz de levantar un muerto.

Anuncios