Cinco EPs y un single de electrónica a los que hincar el diente (o no) estas fiestas

“Rainer Veil” src=”http://img.hipersonica.com/2013/03/650_1000_Rainer-Veil.jpg" class=”centro” />

Aprovechando que el pasado día 18 publicaron sendos epés el francés Surkin y el estadounidense Felix Da Housecat, aprovechamos para repasar otras publicaciones electrónicas, ya sea en formato EP o single, que se han venido sucediendo en estas fechas. Hacemos un breve análisis de cada una de ellas, entre las que encontramos nombres de debutantes prometedores como Rainer Veil, producto patrio como Boris Divider o simplemente jóvenes productores entre los que se encuentran Rustie o Chrome Sparks.

Surkin — Advanced Entertainment System

El francés Surkin dejó de ser considerado niño prodigio para pasar a ser una realidad en la escena de zapatilla electrónica francesa, marcando su territorio mediante un buen debut en largo y varios EPs que contenían material altamente inflamable. En este EP el productor galo ha dejado de lado sus dos caras que más explotó en anteriores lanzamientos: la del electroclash en forma de pepinos incontestables y la del house refinado.

En este nuevo material encontramos influencias del dubstep que ha dejado filtrar a su música, imponiendo esos ritmos quebrados con potentes graves, y recurriendo a un electro más cercano al que podríamos encontrar en las canciones de Étienne de Crécy. El resultado es aceptable, entretenido, para consumir en la pista de baile.

No se ha calentado mucho la cabeza para el EP, con vocales/efectos femeninos, bases machaconas y una canción disidente que parece más bien el descarte de un ensayo. En resumen, nada del otro domingo, aunque con cortes que cumplen su papel perfectamente; darlo todo el fin de semana.

Felix Da Housecat — Sinner Winner

El señor Da Housecat es un clásico, un tipo importante que ayudó junto a Daft Punk a configurar el sonido de muchos artistas de corte french touch y electrónica similar a la de las tierras francesas. Ha tenido buenos discos e importantes canciones, aunque en los últimos años fue perdiendo el norte, el cual recuperó relativamente en su último trabajo, Son Of Analogue.

En el otro lado, está ‘Give My Body’, una vertiente housera más propia de alguien representativo del sonido Chicago, con elegantes arreglos y un ritmo para beberse una copichuela de buen rollo. Aun así, un EP pobre que no hace más que decretar que el tío Felix está en declive desde hace unos años.

Rustie — Triadzz/Slasherr

Hace unos días hablábamos del avance del doble single de Rustie, ‘Slasherr’. Ahora hemos podido escuchar la otra cara del lanzamiento, Triadzz. Si bien Slasherr era una explosión de épica con percusiones dubstep y paletas sonoras propias del wonky, Triadzz es el reverso oscuro, un corte más salvajístico.

Si Slasherr era más lento y calmado para después pegar el subidón, ‘Triadzz’ tiene a modo de ‘explosión’ un ensordecedor grave, con una sirena macarrista y un bombo sucio preparado para ser ejecutado en cualquier tugurio de adoración a los beats marcados y profundos. Eso sí, antes de hacer esta zanja en tus oídos, Rustie deja derramar en la base de la canción esos sonidos coloridos propios del wonky. Un single en el que el productor escocés nos enseña dos facetas de cómo poner en práctica ese híbrido entre dubstep y hip hop.

En 2011 debutó Jeremy Malvin con su proyecto Chrome Sparks y un largo, My ❤, un preciosista trabajo de synth pop aderezado con melodías suaves y coloridas cercanas al dream pop (chillwave lo llaman). Dos años después, este artesano ha vuelto a ponerse a trabajar para moldear un nuevo EP, continuista de su debut, en el que sigue dándole caña a los sonidos cristalinos que se podían escuchar en su anterior lanzamiento.

El resultado es un EP con mucha vitalidad, con un synth pop vitaminado y elegante que relaja y deja flotando en el ambiente una estela de buen rollo. Las atmósferas pop vuelven de nuevo a la carga para adornar vocales volátiles, melodías lentas y texturas ambientales ensoñadoras. Si te gustó el debut de Chrome Sparks, este EP no te va a defraudar. De esas canciones para reconciliarnos con la humanidad, y para ponerle banda sonora a la primavera que ya está aquí.

Boris Divider — Aeon

Aeon es un cruce entre las composiciones progresivas y el ambiente espacial y experimental de maestros como Tangerine Dream. El epé consta de cuatro piezas que tienen en común el desarrollo lento que manda el género y el peso de los sintes como eje vertebrador de estas cerebrales melodías. Un aceptable paseo sideral para los amantes del cosmos, la electrónica de composiciones largas y las bandas sonoras del célebre compositor griego.

Rainer Veil — Struck EP

El sello Modern Love cumple en este 2013 diez años en los que nos han enseñado propuestas interesantísimas (Deepchord, Andy Stott…), y en esa línea, ahora nos llega un debutante que vamos a tener que apuntar en la lista de productores nuevos que pueden dar mucho que hablar en los próximos tiempos. Se trata de Rainer Veil y Struck EP, un prometedor debut.

En temas tan bien trabajados y profundos como ‘Yield’ o ‘Bala’ comprobamos una vez más lo bien que le sienta a este nuevo garage los ambientes profundos, con una extraña belleza que viene en forma de halo desde otra realidad a la que sólo la nueva música electrónica te puede llevar.

Más en Hipersónica | Rustie nos recarga las pilas de forma épica con ‘Slasherr’, Felix Da Housecat regala su próximo álbum, Son Of Analogue