Anuncios

Clutch — Earth Rocker: con los pies en el suelo

No son pocas las bandas de Stoner Rock actuales que hacen de la lisergia y las guitarras atmosféricas el motor principal de su música, haciendo que la frontera de este con el Heavy Psych se difumine tanto que parezca no haber diferencia. Cierto es que la Psicodelia es una de las principales influencias del género Stoner, pero ciertas bandas, de tan pretenciosas y espaciales, acaban olvidando lo más importante: el puro Rock árido y potente de los Black Sabbath.

Por fortuna aun quedan bandas que siguen con los pies en el suelo y deciden tomar la directa a la hora de tocar. Recuperar la esencia del Doom, de los Sabbath, de las guitarras llenas de arena y cortantes como un cuchillo. Clutch llevan décadas con esas ideas bien claras y a estas alturas no quieren venirse con tonterías. Suerte que aun quedan bandas como el cuarteto de Maryland dispuestos a soltar una buena ración de sopapos a las bandas modernas para recordarles la importancia del buen Hard Rock.

Clutch, profetas del Hard Rock clásico y sin pretensiones

https://www.youtube.com/embed/qWXzLZSNkDI

Que el título de su álbum sea Earth Rocker no es mera casualidad. Estos tíos tienen los pies bien en el suelo y no se van por las ramas. Van directos y sin frenos, golpeando donde duele y con una potencia desbordante. Porque con este ejercicio, Clutch tocan Stoner Rock, pero siempre desde la perspectiva de los primeros Black Sabbath, desde el Blues Rock más áspero y también del Punk Rock.

En este disco Clutch se dejan de snobismo y de ser pretenciosos, reivindicando el auténtico y puro Rock por encima de todo. No saben ni quieren saber nada sobre limitaciones porque su religión es la de los Sabbath, la guitarra es su cruz y el alcohol es la sangre de la alianza de su mesías. Son profetas congelados hace treinta años y descongelados dispuestos a profesar la palabra del Dios del Rock por todos los escenarios por lo que pasan.

Earth Rocker, directo cual puñetazo

https://www.youtube.com/embed/4lVXVZ5ATwg

El grupo se ha encargado de construir bien este décimo álbum de estudio a base de jitazo limpio y directo. La semana pasada en nuestra querida sección del jitazo de la semana se coló el primero de los temas del álbum, ‘Earth Rocker’, y no sin razón. Ese arranque de fuerza a base de ese discurso de Neil Fallon cual sacerdote rockero para conducir a ese fabuloso, potente y épico estribillo dispuesto a ponernos como una moto.

Pero si el tema inicial ya sirve para ponerse como una moto, con ‘Crucial Velocity’ te puedes poner como ese Rocket 88 que tanto alaba y ama Fallon en el estribillo. Todo un temazo dispuesto a ser carne de directo gracias a ese riffaco de guitarra rotundo y afilado que te deja estupefacto. Y para completar este sorprendente arranque de álbum están el groove ‘Mr. Freedom’, la sublime y bluesera ‘D.C. Sound Attack!’ (la armónica es una auténtica delicia) y ese zarpazo que es ‘Unto The Breach’. Tres pepinazos para disfrutar con una buena botella de Bourbon o con el primer barril de cerveza que te encuentres.

https://www.youtube.com/embed/5wIL7LRXAfc

Llegados a la mitad de disco, Clutch nos ofrecen un descanso con ‘Gone Cold’, ofreciendo un tema sobrio, tranquilo y muy bien construido, haciendo que el bajón de revoluciones no sea abrupto y desconcierte. Esto es lo más cercano a lo lisérgico y lo psicodélico que veremos en este conjunto. Una vez acabado este soberbio descanso, el cuarteto vuelve a arrancar a todo gas con ‘The Face’, donde Fallon vuelve a echar el resto con sus cuerdas vocales llevadas al máximo y un magnífico riff de guitarra marca de la casa de Tim Sult.

8.3/10

En los cuatro últimos temas de la recta final separo dos tipos: los más que me parecen los más sobresalientes y mejor ejecutados del disco como son ‘Book, Saddle, And Go’ y ‘Cyborg Bette’, y luego están los dos finales ‘Oh, Isabella’ y ‘The Wolf Man Kindly Requests…’, de buen nivel, pero los menos lucidos del conjunto. Aun con ese pequeño paso en falso del final, Earth Rocker va a estar en la mayoría de quinielas para la categoría de mejor álbum de Hard Rock del año gracias a una buena colección de grandes canciones bien armadas y distribuidas, dando un resultado compacto, sólido y efectivo. Inclinémonos ahora ante Clutch si no lo hemos hecho antes durante sus más de dos décadas en activo.

Anuncios