Cuando escuchamos ‘Every Teardrop Is A Waterfall‘, muchos pensamos que a Coldplay se les había terminado el fuelle definitivamente, o al menos el escaso empuje que les quedaba después de la decepción, en términos generales, que supuso Viva La Vida or Death and All His Friends para un buen número de cuantos nos contábamos como seguidores del grupo.

La puntilla que supuso el coldplaydelanoche va a ser complicada de superar, y tengo la impresión de que nunca volverá ese grupo que nos puso los pelos de punta con Parachutes y que firmó un más que interesante segundo álbum en A Rush of Blood to the Head. Sin embargo, Mylo Xyloto, el peculiar nombre con el que han bautizado al que será su quinto disco, es posiblemente el que menos expectativas me ha creado en su carrera. Básicamente porque cada vez que escucho algo nuevo de su tracklist, pienso en lo alejados que están de aquella esencia que los hizo imprescindibles en su día.

https://www.youtube.com/embed/J6ZWlDks0nQ

No parece haber redención posible en este disco para los ingleses, que se adentran en un terreno farragoso, enrevesado, cargado de añadidos que antes no eran necesarios, cuando la creatividad y la honestidad eran la bandera de un pop-rock desnudo, escalofriante y simple.

Por otro lado, la colaboración con Rihanna ya ha sido confirmada en el corte ‘Princess of China‘. Según el propio Chris Martin, que se encargó de comentárselo tras una actuación en Las Vegas en la que coincidieron entre bambalinas, el resultado es de lo más particular y resulta un gran contraste con respecto a la voz del británico. Seguramente sea uno de los cortes que terminen pasando la barrera del single, aunque sólo sea por la curiosidad que levantará entre los fans de la barbadense.

Vía | XFM