Coldplay fichó a Rihanna para grabar juntos ‘Princess of China‘ porque, según ellos, era la mejor artista en activo con la que podían contar. Desde luego, de haber dicho lo contrario posiblemente nunca se habría dado la colaboración, y quizá la pérdida no habría sido tan grande. Desde luego, sin el videoclip que grabaron para el tema podríamos haber pasado prácticamente todos, pero ahora han querido asomar la patita para dejar ver que, debajo de las capas y capas poceras de Mylo Xyloto, todavía queda algo del alma de Parachutes. ¿O no?

Aprovechando la maniobra de los británicos, vamos a dar un pequeño repaso — porque la lista podría ser tan larga como quiera cada uno — a algunas canciones que, incluso siendo alguna apabullante en su versión original, cobran otro matiz cuando las interpretan en acústico. Y es que el encanto de la silla, la guitarra en el regazo y el piano desnudo no es fácil de emular en un estudio.

Coldplay feat. Rihanna — Princess of China’

Para calmar a los más irascibles, Coldplay han presentado una versión en acústico de ‘Princess of China’. Es una lástima que no se tomaran la molestia de grabarla específicamente de nuevo, o incluso de hacer un pequeño unplugged en directo para echarle un hueso a quienes guardamos Parachutes debajo de la almohada.

Lady Gaga ‘Yoü and I’

Lady Gaga no me convenció en absoluto con su Born This Way, a pesar de que su debut me parece uno de los trabajos más disfrutables del pop comercial de los últimos años. Sin embargo, hay algo de esta mujer que es innegable, tanto si te gusta como si te repele toda la parafernalia que lleva a su alrededor. Y es que cada vez que se desnuda de aparejos y exotismos innecesarios y se sienta a un piano a cantar en directo, el resultado es deslumbrante. Lástima que no lo haga más a menudo.

Muse — ‘Megalomania’

Con la que se nos viene encima con Muse y sus experimentos con el dusbstep, servidora prefiere recordarlos en aquella época de ‘Hyper Music’, ‘Sunburn’ y ‘Space Dementia’. ‘Megalomania’ es uno de los temas de los británicos que mejor suenan en acústico, y es que la canción lo pide a gritos. A punto he estado de colar ‘Hyper Chondriac Music’, pero a ese tema ni le sobra ni le falta nada.

When I am gon it won’t be long

Before I disturb you in the dark.

Blur — ‘Tender’

La que se avecina también con Blur no es moco de pavo, para deleite de nuestro querido Natxo Sobrado. Qué grandes han sido estos británicos en todos los palos que han tocado, y qué renacentista nos ha salido Damon Albarn, imparable e hiperactivo desde la separación de la banda. ‘Tender’ suena tan espectacular en directo, con todos los elementos propios de la versión de estudio, que casi era imposible que la mejorara el acústico. Casi.

Radiohead — ‘Creep’

Con esta elección quizá algún purista deje de leernos, pero este gran tema de Radiohead se merece una mención especial. No sé hasta qué punto mejora una canción que, tal y como es, me parece escalofriante. Pero sí es cierto que la voz de Thom Yorke acompañada únicamente de una guitarra acústica suena aún mejor cuando la desnudas de cuanto es accesorio a la hora de la verdad.

Yael Naim — ‘Toxic’

El cierre lo pone esta francesa con afición a versiones temas comerciales y a dotarles de un alma que no suelen tener dentro del pop mainstream. Aquí le dio un señor meneo a ‘Toxic’, de Britney Spears, digno de colarse en esta pequeña lista. Sensacional, única y exclusivamente con un piano -y un sonido electrónico de fondo que aparece en todas las versiones pero que no debería desmerecer su clasificación-, Yael Naim convierte este single pocero y dicharachero en una atmósfera extraña y onírica.

 

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments