La huella de Ennio Morricone trascendió fronteras y disciplinas. La pérdida del maestro italiano ha sido lamentada por buena parte del mundo, especialmente de aquellos dedicados al cine y la música, que de una forma o de otra han sido marcados por su obra.

Entre los que han lamentado su fallecimiento se encuentra Peter Hook, bajista de Joy Division y New Order que, por motivos obvios, es uno de los referentes de la música pop y electrónica de finales de los 70 y los 80. El músico se despidió del maestro recordando cómo su trabajo le inspiró para hacer algunos de sus mejores trabajos.

Recuerdo quedarme asombrado con la música de Ennio Morricone en muchas películas. Después nos pasábamos horas intentando conseguir ese sonido de guitarra, específicamente en ‘Elegia’ y ‘Sunrise’. Y, por supuesto, fue la inspiración para la línea de bajo de ‘Blue Monday’. Gracias Ennio y descansa en paz.

En un documental para la BBC de hace años pudimos ver a Hook explicando precisamente cómo su línea de bajo para ‘Blue Monday’ fue creada a partir de la música de Morricone para La muerte tenía un precio. Así explicó el proceso, mostrando como intentando buscar ese sonido con su bajo creó el ritmo de la canción:

Siendo honesto contigo, sonaba muy bien y el giro mediante la puntuación con el ritmo de batería, el ritmo de los teclados y las bases de cuerda etcétera, empezaba a sonar como una canción.

Lo último que añadimos musicalmente fue el bajo de seis cuerdas, yo estaba escuchando a Ennio Morricone. Esto suena genial en la pelícila, la de Clint Eastwood (‘La muerte tenía un precio’) y se me quedó grabada en la cabeza. Es uno de esos riffs que llevas contigo.

Puedes ver a Hook describiendo el proceso de creación de ‘Blue Monday’ a continuación: