Cómo una reunión para comunicar despidos masivos acaba convertida en una verbena de chupitos de tequila y música de Run-DMC

El extenso perfil sobre Adam Neumann, CEO de WeWork, publicado en el Wall Street Journal desvela varias de las excentricidades del líder de una de las startup más valiosas del momento. Un perfil como pocos que también ha contribuido a crear uno de los ambientes laborales más desconcertantes y absurdos que se puedan conocer. A nosotros, por supuesto, no llama la atención esto que destaca el periodista Tom Gara.

En una reunión que empezó para comunicar la triste decisión de despedir un 7% de la plantilla debido a «duros pero necesarios cortes de presupuesto» que iban a ayudar a la rentabilidad de la empresa. Acto seguido tras comunicar los despidos, se repartieron por la sala numerosos chupitos de tequila con los que realizaron brindis que precedieron la inesperada entrada de Darryl McDaniels de Run-DMC.

Imaginad la cara de esos empleados desconcertados con la escena de ver en una reunión para anunciar despidos masivos convertida en una verbena donde un rapero estrella cantaba ‘It’s Tricky‘ mientras se repartía tequila sin cesar. No hay escala para medir esto.

Anuncios