¿Cómo va Tidal? Jay-Z cree que no tan mal

Tidal nos está deja momentos de gloria, desde aquella presentación en la que sólo faltó Cañita Brava con casco de Daft Punk (¿o era él?) hasta la a ratos vergonzosa reacción de los medios tecnológicos, que siempre atizan con fuerza cuando hablan de industria discográfica pero tragan con sapos enormes si toca hablar del (maravilloso, idílico y nada burbujil) mundo de las start-ups/apps se refiere (y aquí está bien leer el Should we stop ciberbullying Tidal? de Carles Hipster Runoff, ahora Carles Vice).

La cosa oscila entre Kanye desatado borrando sus tuits al respecto y arrepintiéndose de ello (es Kanye; son sus cosas; viva Kanye; Kanye, como el fútbol, es así) y análisis de si Tidal es el fracaso más espectacular de todos los tiempos.

Jay-Z, uno de los artífices de la reconversión de Tidal en “la plataforma de streaming de los músicos”, cree que no está tan mal, que en unas semanas han llegado a 770 mil suscriptores, que Roma no se construyó en un día y que Tidal no hace distinción: paga un 75% de royalties a todos, no sólo a los artífices del invento.

Todo ello razonado en una sucesión de tuits que dejan claro, por el momento, que Jay-Z aún apuesta por el sentido de todo esto. Un discurso, por cierto, que me parece bastante razonable:

Anuncios