Anuncios

¿Con qué tema cerrar una sesión?

Hora de echar otro vistazo al mundo del djing con un tema que siempre es de los más importantes: ¿con qué tema cerrar una sesión?

A raíz de un artículo aparecido recientemente en Pop-Etc, uno de los blogs de El País, me surgía esta nueva pregunta que quería comentar con todos vosotros. Está más que claro: cerrar una sesión con uno u otro tema puede marcar la diferencia entre el éxito apoteósico, las ganas de más e irte contento a casa (o a donde sea) o bien que la sensación sea toda la contraria, la de no querer volver a una fiesta en la que el dj sea el mismo.

Tras leer aquel post, del que os dejo el enlace aquí, por un lado me quedé muy sorprendido por los temas en sí que utilizan algunos ilustres residentes de nuestra geografía y algún que otro internacional. Para nada me vería cerrando con ciertos temas de los que podéis ver en este artículo (aunque como no soy dj no me veo en la tesitura), pero además, esta lista me hizo llegar a la clara conclusión de que no es lo mismo ser residente que ser una estrella itinerante.

Quizás la esencia de ser residente sea la misma, aunque este tipo de djs suelen tener a una parroquia más o menos fija. El itinerante en cambio, está en una situación diferente; al andar de un lado para otro, puede usar siempre el mismo tema para cerrar, pero al estar cada noche ante una afición diferente, ellos no tienen por qué saber que lo está haciendo y que es su tema de cierre: para ellos no significaría lo mismo que para los habituales de un residente.

El tema con el que se cierra es, por así decirlo, la manera en que se nos manda a la cama (o a desayunar) y el estar todas las noches pinchando en la misma sala puede suponer que un tema se convierta en el himno de cierre de la misma. Ello justificaría la elección de un único tema para toda sesión del residente, ya que esa se puede considerar su forma de decirnos adiós cada noche.

El dj invitado por contra, no cuenta con esa baza, y su tema de cierre además debería ir variando en función de la audiencia de cada noche. Estoy convencido de que no es lo mismo mandar a dormir a un español que un británico o a un alemán; cada uno tenemos nuestra idiosincrasia.

Pero salvando todas esas cuestiones, el tema es si se debe dejar el pabellón bien alto, para que la gente se vaya con ganas de volver al día, semana o sesión siguientes, o si por contra lo que hay que hacer es calmar los ánimos y hacer que la gente se relaje un poco para poder hacer que se vayan con ganas de descansar.

Quiero preguntaros un par de cosas. Por un lado a los que soléis pinchar, que sabemos que unos cuantos de nuestros lectores sois djs, ¿cuál es vuestra fórmula y por qué? ¿Qué temas son los vuestros?

Y para todos en general, como público, ¿qué preferís? ¿Ir a dormir con la sensación de que querríais seguir un rato más o pensando que ya está bien por esa noche? Ya os adelanto que yo como publico prefiero que la cosa no decaiga y que no hay cosa que deteste más que un tema lento, tranquilo y después el silencio y el ruido de recogida de copas.

En Noctamina | ¿Qué es ser un buen dj?

Fotos | Kadluba y Presley-Jesus en Flicker

Anuncios