Container — Adhesive

A finales del mes pasado el norteamericano Ron Schofield, conocido en el mundo de la electrónica como Container, publicó su segundo EP, Adhesive, cuatro temas de techno machacante que de momento se establece como uno de los mejores lanzamientos en el campo electrónico de lo que llevamos de año. Ruido, hipnotismo y altas dosis de decibelios con un notable acabado.

En 2011 y 2012 Schofield publicó un álbum en cada año, y en el binomio 2013–2014 de momento ha hecho lo propio, pero esta vez con epés. De Treatment — el del año pasado — a Adhesive, el que ha publicado hace escasas semanas y del que hablamos hoy, hay algunas diferencias reseñables. Principalmente el cambio de sello. Del novel Morphine Records pasa al también joven Liberation Technologies, subsello de Mute en el que el año pasado pudimos disfrutar, entre otros, del EP de Vessel.

La otra novedad es que se trata de un EP mejor que Treatment. En Adhesive, Container rescata la locura de sus dos LP, auspiciada por una sección rítmica electrizante y ruidosa, propia del noise descontrolado de Pete Swanson, y con un aura enfermiza que recuerda a Ron Morelli. El resultado es bastante cercano a estos primeros largos: adicción, cierto descontrol y techno estridente que avanza cual apisonadora por tus pabellones auditivos.

Pequeños y placenteros bombardeos

Container sigue sin moderar su discurso, es algo innecesario. Sus lanzamientos funcionan perfectamente como conjunto, con secciones rítmicas frenéticas de bajos duros y distorsiones muy retorcidas. Electrocutan. Al igual que el resto de publicaciones, este trabajo no es que sea especialmente accesible, pero bastante apañado para cualquier admirador del techno contundente que golpea sin miramientos. ‘Glaze’, la encargada de inaugurar este EP, inicia un discurso en el que si te ves atrapado, difícilmente lo soltarás hasta finalizar la última canción. Es una espiral de ruido y zarpazos sin medida que escapa a esquemas más contenidos y comunes.

El norteamericano se hace fuerte desde el minimalismo de sus bases, lineales pero potentes y constantes, mediante las que te deja aturdido con el músculo techno como correa de transmisión. Escuchar a todo trapo temas tan agresivos como ‘Slush’ puede acabar por secarte el cerebro, retorciendo las capas de noise que pueden colapsar la cabeza de cualquier inocente que acabe aquí. En Adhesive uno no puede parar ni de escucharlo ni de menear la cabeza, en el caso de que esté clavado en la silla. El motor rítmico que configura todo el EP es el causante. Cuesta separarse de la sacudida eléctrica de cortes como ‘Complex’, una auténtica combustión pegajosa, como reza el título. Un EP ideal para sacar a un familiar del coma.

7.3/10

Junto su debut, LP, Container raya a su mejor nivel en Adhesive. Cuatro temas de locura y desenfreno absoluto, en los que dejar en bucle para que tu cuerpo responda a las descargas eléctricas que el estadounidense promulga con su techno frenético, azuzado por capas de noise y distorsiones que se deforman continuamente. Gran debut en la filial de Mute Records.

Anuncios