Se mantiene tensa las relaciones entre Soungarden y Vicky Cornell en torno a las últimas grabaciones en vida de Chris Cornell antes de morir el pasado 2017. La banda reclamó en su momento dichas grabaciones para poder trabajarlas y lanzarlas en el nuevo trabajo del grupo, el último con la voz de Chris. Mientras tanto, la viuda del cantante reclama que los de Seattle no están siendo justos con los royalties que le corresponde a su familia y quiere protegerse a sí misma y a sus hijos.

En la demanda interpuesta por Vicky Cornell en un juzgado de Florida, se asegura que las grabaciones de las últimas canciones de Chris no son propiedad de la banda y que bien podrían tratarse de piezas para un futuro álbum en solitario, según informa TMZ. Desde el equipo legal de Soundgarden refutan dicha teoría, alegando que llevan trabajando en dichas canciones desde 2014 y que el propio cantante, en una entrevista para Music Radar en 2017, hablaba de las composiciones como canciones del grupo.

También se argumenta que el mismo abril de 2017 se juntaron para trabajar en dichas composiciones, tomándose luego un descanso para preparar su próxima gira. Además, aportan correspondencia con las conversaciones en las que la propia Vicky Cornell habla de las canciones como propiedad de Soundgarden, no sólo de Chris. El equipo legal está trabajando en estos momentos para que se desestime la demanda o, al menos, se estudie en el distrito legal de Seattle donde corresponde, en su opinión.