Anuncios

Cosmonauts — Persona Non Grata

“cosmonauts” src=”http://img.hipersonica.com/2013/11/a2358890083_10.jpg» class=”centro” />Luz. Tanta luz que no la calibras bien, y la foto sale quemada. Peor, quemada y con unos tonos rosas que despiertan dolor de muelas. Entonces creas una tipografía lo suficientemente ridícula como para que el propio David Lynch estuviese orgulloso, y obtienes una de las portadas más lamentables en muchos años. Eso es lo primero que encuentras al llegar a Persona Non Grata, en tercer disco de los californianos Cosmonauts. Y un poco hasta ahí todo lo malo que vamos a decir de este disco, que llegó a nuestras vidas en el pasado mes de agosto, distribuído en España por el sello Ayo Silver, y que contó con la correspondiente gira de presentación en septiembre, con tres fechas por aquí. Efectivamente, nosotros, hasta hoy, no os habíamos hablado de ellos.

Cosmonauts vienen con un taladro para vuestro cerebro

Y es que a veces llegamos tarde a las cosas, bueno, qué coño, a menudo. Pero si estáis entre los que no contábais con Cosmonauts en vuestra discografía, afortunados sois de que hayan aterrizado en vuestras vidas. Bienvenidos a un mundo de agudos tonos machacones. De neo-psicodelia digna de que el mismísimo Jason Pierce pueda hacer aparición en mitad del disco sin que ni uno sólo de nosotros pudiese sorprenderse. Bienvenidos a un mundo de cefaleas adictivas, de adorable sensación de ansiedad e inquietud interna. Sentid cómo algo se mueve en vuestro interior, y sólo conseguís alcanzar una sensación de bienestar cuando os levantáis de la silla y empezáis a crear cierto movimiento.

https://www.youtube.com/embed/anYbXGchhSM

Cosmonauts no son un grupo que haya venido al mundo a enseñarnos nada nuevo. De hecho, ni siquiera podemos hablar de una línea conductora clara en su discografía, después de que escuchando sus dos primeros discos, en la balanza de la psicodelia a un lado, y el sonido garajero sucio del otro, éste segundo ganase ampliamente (escuchad temas como ‘Dorothy’ o ‘Flowerbomb’. Es por eso que Persona Non Grata, sin romper lazos con lo anterior, sí parece un paso arriesgado, una búsqueda de nuevos horizontes por parte de Alexander Ahmadi y Derek Cowart. Un paso de un par de discos meritorios a un disco mucho más notable en su conjunto. Desde el mismo inicio, cuando la broca fina de ‘Shaker’ busca tu sien, el pulso palpable, y se pone en marcha taladrando imparable tu materia gris. Desde ese mismo momento sabes que Cosmonauts han venido a secuestrar cabezas.

https://www.youtube.com/embed/TRx0b-nM7WI

Kula Shaker y Spacemen 3 paseándose por California

Persona Non Grata intenta labrarse a sí misma desde los Pond que intuímos en ‘Sweet Talk’ hasta la época gloriosa de unos Spacemen 3 que se van colando cual bloque de hielo derritiéndose sobre ‘Wear Your Hear Like a Weapon’, tema que acaba convirtiéndose en irritantemente bueno, pesado, con mucho fondo. Y como para esto de las influencias todos servimos, y nunca nos equivocamos, añadid a la fórmula a Kula Shaker en ‘My Alba’. Decidid, pues, vosotros mismos si ando en lo cierto o si no tengo puñetera idea, pero escuchadlos al fin. Sentid su quejumbroso discurso, el drone, la desganada voz, a veces fallona, pero que de forma curiosa parace vestir con maestría a las melodías que siguen trabajando con la broca en nuestro interior.

https://www.youtube.com/embed/g8r_WC6EaFA

El acercamiento a los Cosmonauts bailables viene de la mano de ‘What Me Worry’, mucho más inmediato que esos temas de más de seis minutos. Su cara más pop, más fácil, menos irritante… posiblemente más vulgar, visto esto como un acercamiento a lo convencional, no como un síntoma de precariedad. No es, ni de lejos, una línea que en Persona Non Grata tenga continuidad. Buena muestra de que lo que pesa más aquí es la búsqueda del desquiciamiento más absoluto está en las siguientes ‘Pure Posture’, pero sobre todo en la decadencia absoluta de ‘I’m So Bored With You’, una pieza que eleva a tono de hipérbole todo lo comentado sobre Cosmonauts hasta ahora.

Evidentemente, cuando llevas una apuesta tan al límite, por momentos tienes serio peligro de perder. ‘Vanilla’ no aporta nada, pierde la frescura que tiene el resto del disco, aburre por momentos y es uno de esos cortes de los que no pasaría absolutamente nada si desapareciese del repertorio. Tranquilos, la situación se remonta pronto, y la locura vuelve a su estado habitual en el final del disco. Un leve traspiés solventado con firmeza por el ritmo frenético y gamberro de ‘Dirty Harry’ y por la vuelta a una calma mucho más sólida en la final ‘Summertime Blue’. Un disco que no debería pasarse por alto nunca, un grupo que nos ha dado una de esas inesperadas sorpresas que tanto nos gustan. Cosmonauts, apuntadlo en la agenda en letras bien grandes.

Cosmonauts — Persona Non Grata

“nota” src=”http://img.hipersonica.com/2013/11/7,99.jpg» class=”izquierda” />Hay psicoestimulantes en el mercado negro menos efectivos que este ‘Persona Non Grata’. Un viaje psicodélico apasionante, donde se respira amateurismo y gamberrismo evocador. Fantástico giro el de los californianos Cosmonauts en su tercer largo.

* 01 ‘Shaker’
* 02 ‘Sweet Talk’
* 03 ‘Wear Your Hair Like A Weapon’
* 04 ‘My Alba’
* 05 ‘What Me Worry’
* 06 ‘Pure Posture’
* 07 ‘I’m So Bored With You’
* 08 ‘Vanilla’
* 09 ‘Dirty Harry’
* 10 ‘Summertime Blue’

Lo mejor

  • Las melodías están mucho más elaboradas de lo que en principio pudiese parecer
  • Unas cadencias tan irritantes que provocan absoluta dependencia
  • ‘Sweet Talk’, ‘My Alba’ y ‘I’m So Bored With You’

Lo peor

  • A mí las voces me han gustado. A la mayoría de vosotros, probablemente no
  • Vanilla
  • A veces la apuesta es tan arriesgada que pierde en la ruleta
  • La portada, horrenda
Anuncios