Handshake Drugs’ es una de esas canciones en las que Wilco parecían no estar haciendo nada especial y, sin embargo, llegaban muy lejos. Como en casi todo lo que ocurría en A Ghost Is Born, tenía la apariencia de otra canción más y se nos metió en la piel.

They were translating poorly, I felt like a clown
I looked like someone I used to know
I felt alright
And if I ever was myself
I wasn’t that night

Puede que fuera el sonido, o puede que también tuviese que ver que aquello era Jeff Tweedy reflexionando sobre su adicción a los calmantes. Puede que, frente a la deconstrucción de Yankee Hotel Foxtrot, aquellos Wilco necesitasen parecer cero rupturistas para continuar la senda. Luego, sí, vendrían los discos calmados, el dad-rock, la sensación de que Wilco sobraban (no aquí, pero sí en muchos lugares y muchas firmas que antes los elevaban a los altares).

Taxicabs were driving me around
To the handshake drugs I bought downtown

Y, ahora, justo cuando a Wilco se les mira cómo señores, es Courtney Barnett la que sale con ellos a interpretar aquella canción en la que el propio grupo decía “oh, está bien que digas lo que quieres de mí, porque creo que es la única manera de que consiga ser como deseas”.

Eh, Wilco, deseamos disco nuevo, y uno que sea como aquellos.

En Hipersónica | Wilco – Being There: un tesoro a punto de salir a flote