Canciones espontáneas, melodías con una equilibrada dosis de épica y diversión, ráfagas de ganchos de izquierda que se extienden sobre el resto de las capas instrumentales y secciones vocales a modo de himno. Así es Mi Brazo Que Te Sobre, el debut de los valencianos Cuello, un disco de indie rock sin grandes pretensiones que como mejor funciona es en las distancias cortas, con algunos temas con los que pasar minutos y minutos en un buen bucle.

Cuello, el resultado de trayectorias muy diversas

Aunque Cuello es un proyecto nuevo, no así los integrantes de la formación. De hecho, son casi todos del mismo círculo. El grupo está encabezado por José Guerrero, culo inquieto conocido sobre todo por ser el vocalista y guitarrista de Betunizer. Sus otros proyectos no tan conocidos son los recomendables Jupiter Lion de los que hablaremos dentro de poco, La Orquesta del Caballo Ganador y Rastrejo. Para formar esta nueva andanza se ha rodeado del bajita Nick Perry, de Tucán; Oscar Mezquita, batería que viene del mundo hardcoreta y Ubaldo Fambuena, que tampoco es nuevo en el mundillo musical, pues toca en los Tracahombres y empezó hace bastante tiempo con un grupo de versiones de los Pixies.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/v=2/track=3886447697/size=venti/bgcol=FFFFFF/linkcol=0687f5/

Así pues, viendo en un principio la trayectoria de los integrantes no tiene mala pinta el debut, que ha sido producido además por el bajista de Betunizer Pablo Peiró, y editado en el sello BCore. Las cualidades de cada uno de los integrantes se funden en un proyecto que a pesar de que tiene alguna reminiscencia de Betunizer por motivos obvios, logra presentar una personalidad propia, más melódica y con menos frenetismo y agresividad que el mencionado grupo valenciano. Eso sí, uno de los puntos comunes que podemos encontrar entre ambas formaciones son las letras ácidas del nexo de unión, que es José Guerrero.

Cuello no sólo son eficientes en sus temas de rock denso dispuestos a convertirse en himnos del fin de semana, sino que siguen sonando igual de melódicos en sus medios tiempos, y eso se agradece, porque al final a esto se reduce el disco, a once canciones donde hay diversión y momentos para sudar sin dejar de cuidar el plano musical. Un álbum repleto de cortes que podrían ser single por su adicción, por encontrar ese término medio entre la melodía pop y la pincelada guitarrística de los himnos indie rock. Son directos y sencillos como el nombre del grupo.

Guitarras y voces melódicas, la fábrica de singles definitiva

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/v=2/track=3814149615/size=venti/bgcol=FFFFFF/linkcol=0687f5/

Mi Brazo Que Te Sobre difícilmente decae a lo largo de su recorrido gracias a la intensidad que utiliza como hilo conductor, algún que otro cambio de ritmo y efectistas estribillos. Estos se centran sabiamente en la voz de Guerrero, que ejecutados en un plano más melódico y no tan kamikaze como en Betunizer y combinado con fórmulas power pop, hacen de sus canciones un repertorio más fácil y llevadero para la escucha. El resultado es un hedonista y jovial trabajo no exento de músculo y con mucho amor por las melodías.

El arranque eléctrico de ‘Trazo Fino’ describe a la perfección lo que es el álbum, con un nervio constante que configura un ritmo esculpido a trazo duro con cincel y aderezado con unos coros y estribillo que podrían ser un himno de taberna del rock español de los ochenta. O un arranque en modo torbellino a lo Titus Andronicus. El apartado vocal y sus respectivos coros tienen un peso especial a lo largo del álbum, ya que ayudan a acrecentar esos momentos intensos que en muchas ocasiones se dan en los estribillos. Sin ir más lejos, la primera mitad del trabajo es un filón de singles potenciales, en los que te puedes encontrar con el estribillo que te lleva en volandas de ‘Estudiándote’ o la huida hacia delante con decisión de ‘Te Veo Sin Valorarte’. En común, las capas de guitarra que se superponen entre riffs y punteos prácticamente en todo el álbum.

Cuello noquean con una fórmula fácil y espontánea, sin apenas virguerías ni soporíferas clases de virtuosismo. No lo necesitan para sus hits en los que ponen en boga cómo utilizar los mismos patrones en todo el álbum, de forma que no se cansan y construyen piezas sonoras en las para despachar tu juventud junto a una rubia espumosa. El fulgurante inicio del disco acaba en ‘Tu Bilis Confiesa’, otro alegato semi-épico de efectivos resultados en los que Guerrero arrastra tras de sí una mar de guitarras en el estribillo. Aunque es difícil mantener el nervio y el nivel de este arranque tan prometedor, en Mi Brazo Que Te Sobre aún hay buenas muestras de garra en ‘En Intriga Te Gano’, manteniendo el tipo holgadamente a pesar de ser un medio tiempo, y ganchos tan directos como ‘La Ecografía de tu Morbo’, con la habitual lírica surrealista y ramalazos de los Pixies.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/v=2/track=3388961156/size=venti/bgcol=FFFFFF/linkcol=0687f5/

7.5/10

Mi Brazo Que Te Sobre es un puñetazo rítmico en tus oídos, un álbum de concepción bastante sencilla: la premisa es disfrutar apelando al amor por las melodías guitarreras y con un papel prioritario de las voces, tanto de la principal de José Guerrero como de los coros de sus compañeros. Aguantar la embestida final de la canción, pisar el pedal para la distorsión y cantar aguerridamente mientras todo el ensamblaje instrumental te arropa. Así es como Cuello se han sacado un buen puñado de hits adictivos en los que presentan su candidatura de grupo muy a tener en cuenta en el indie rock español.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments