Ya se lo que estáis pensando: “Vaya, otra reseña de un grupo de Post-Metal en Hipersónica. Este género ya me cansa”. Cierto, el Post-Metal es un género que se ha mantenido constante y poco ha evolucionado en los últimos años, viendo como sus referentes se mantienen estables en sus propuestas y añadiendo los suficientes toques personales para diferenciarse mínimamente del resto de bandas. El panorama actual es bien distinto al de cuando Neurosis rompieron moldes con su Souls at Zero o cuando grupos como Isis irrumpieron en la escena metalera.

Pero cabe preguntarse, ¿realmente el género se ha estancado o es el oyente medio de Metal el que ha evolucionado/madurado y ya busca algo más? Ambas premisas tienen su punto de razón. Las bandas no arriesgan realmente y siguen las mismas pautas que se llevan cumpliendo desde hace años, pero siempre desde su perspectiva. El oyente termina cansándose de tanta oferta y termina harto de estar escuchando siempre lo mismo. Esa postura puede provocar que el melómano se termine alejando del género y acabe perdiéndose auténticas joyas, no lo revolucionario de su fórmula, sino por la calidad de sus composiciones.

Cult of Luna, rebosantes de inspiración

Cult of Luna deberían contar como una sonada excepción, ya que con su último disco, Vertikal, se han coronado como una banda de primer nivel en el género. Un disco muy inspirado, complejo, oscuro y desbordante de calidad, por no hablar de el paso adelante en su sonido con respecto a su predecesor de hace cuatro años, Eternal Kingdom. Los elementos electrónicos y más ambientales latieron con más fuerza en ese trabajo y enriquecieron notablemente el trabajo de los suecos. No cabe duda de que de haberse lanzado hace unos 5–10 años sería un trabajo más transcendental y seminal en el género (aun puede serlo, pero es pronto para saber si sucederá).

Por supuesto, las buenas críticas recibidas y el gran apoyo con el que están contando ya son la excusa necesaria para seguir sacando provecho de dicho trabajo. Así nos ha llegado, nueve meses después, este EP de título Vertikal II, con tres nuevas canciones procedentes de las sesiones de aquel disco y un remix de una las canciones que ya aparecieron. Esta premisa ya nos hace pensar en este trabajo como un disco de descartes. En cierta manera lo es, pero este EP encierra mucho más y servirá de deleite para todo el que sea aficionado a los de Umeå.

Mucho más que solo descartes

‘O R O’ mantiene la linea sonora donde lo dejo ‘Passing Through’, la canción encargada de cerrar el LP y, a mi parecer, la mejor del álbum, con un sonido minimalista con gran protagonismo de los teclados y las guitarras envolviendo la voz de Klas Rydberg, haciendo una construcción atmosférica, tensa y muy vibrante. Todo ello con una ejecución sobria y muy brillante. Uno de esos temas de los que te hipnotizan sin remedio y tú solo te dejas llevar. Y esa subida de intensidad cerca del final es realmente soberbio.

‘Light Chaser’ ya la adelantaron semanas antes de la publicación del EP. Estilísticamente no se aleja en absoluto del sonido del álbum original, pero si que los teclados vuelven a adquirir mucho más protagonismo. Mantienen un patrón constante durante los seis minutos del tema y los sonidos electrónicos están muy bien trabajados y aprovechados. Igual en el disco original no hubiera destacado lo más mínimo, pero aquí se convierte en la joya de la corona. Como pasar de cola de león a cabeza de ratón.

‘Shun The Mask’ si que podría calificarse como un descarte en toda regla. De las tres canciones esta es la que menos brillante me parece por no estar del todo bien planteada y ejecutada. Igual un menor minutaje y algún que otro retoque haría de este un tema más acertado, pero tampoco puede decirse que tal como está sea un corte desastroso. Porque el tema no es malo en sí, pero palidece contra los temas anteriores.

El remix de ‘Vicarious Redemption’ a manos de Justin K. Broadrick, conocido por liderar tan buenos proyectos como Godflesh o Jesu, suena más a una deconstrucción del tema que de un remix en sí. Los cambios realizados, quitando las voces guturales y la instrumentación más densa y reduciendo la duración en casi la mitad, hace que se pueda ver casi como un tema de su banda Jesu, mucho más escorado al Post-Rock.

Cabe decir que, de haber incluido estos temas en el Vertikal original, habría provocado que este se prolongara demasiado y su escucha se hubiera hecho un poco más cuesta arriba. Por eso veo bien que no los incluyeran y que decidieran darlos a conocer a través de este EP, al que también podría haber añadido el bonus track ‘The Flow Reversed’ para terminar de completar la obra.

7.5/10

Por supuesto, ambos conjuntos son dispares en cuanto a calidad y podría decirse que este estaría un escalón por debajo del LP (aunque no sería del todo justo compararlos). Verdaderamente no es un trabajo imprescindible de los suecos, pero si te gusto Vertikal, perfectamente puedes disfrutar de este EP. No todos los temas son excelsos, pero son perfectos para escuchar de manera placida con unos buenos cascos y un ambiente adecuado.

Tracklist de Vertikal II

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments