Cut Copy en concierto en Bilbao (Santana 27, 29–10–2011): ¿de verdad son para tanto?

The Suicide of Western Culture es esa banda que no te pondrías en casa y que te sorprende en directo, de Cut Copy hemos machacado tanto sus discos que seguro que luego su concierto no nos parece para tanto“, lo dijo una pareja en la barra el sábado, entre concierto y concierto, y acertó de lleno, definiendo perfectamente lo que para mí dio de sí la noche.

Una noche en la que yo no di ni una. Estaba convencido de que Cut Copy era el grupo de moda y que su concierto sería el evento de la temporada en Bilbao, ese que nadie se quiere perder porque, independientemente de la música, sabes que va a ser una gran fiesta. Nada que ver, la sala Santana 27 se quedó muy grande y ni las entradas a un 40% de descuento durante las últimas semanas hizo que aquello se llenara. Eso sí, imaginaros el rebote de los que las habían comprado antes.

Prometo prestar más atención a partir de ahora a The Suicide of Western Culture quienes para mí eran prácticamente desconocidos. Lo siguen siendo porque sus dos componentes prefieren esconderse bajo las capuchas de sus sudaderas potenciando el rollo de banda misteriosa y actitud de guerrilla.

Entre un montón de cacharrería electro vintage y lamparitas de mesa de colores montaron su pequeña rave de ambient ruidista que yo, sinceramente, hubiera dejado para después de los australianos. Mejor a altas horas de la madrugada, nunca en casa.

No sé si por lo grande de la sala, ese olor a desinfectante o el ventilador que agitaba al aire el flequillo de Dan Whitford pero los cuatro integrantes de Cut Copy llevaban un buen rato en el escenario y no conseguían caldear el ambiente, al menos como yo me esperaba.

Sí, al final te consiguen enganchar porque van cayendo todos sus hitazos como ‘Hearts on Fire‘, ‘Lights & Music‘ ‘Take Me Over‘, ‘Blink And You’ll Miss a Revolution‘ y es imposible no disfrutarlos, pero en todo momento tuve la sensación de que los temas aparecían deslavados, con mucha menos fuerza a como los hemos oído mil veces en sus discos. Lo podéis comprobar vosotros mismos en este ‘Need You Now‘ que realmente me hizo plantearme si son tan necesarios.

Las cosas como son, Dan Whitford canta mal, desentona, hay un montón de veces que no llega y suelta un montón de gallos, vale que sus fans se lo perdonan todo y si te has propuesto bailar como loco no vas a parar, pero si eres de los que te haces el remolón y te tienen que convencer es muy probable que no te enamoren. Vamos, que no son Hot Chip!!!con sus contagiosos directos ni tienen las mismas tablas. Hasta nuestros Delorean creo que les dan mil vueltas y los tenemos mucho más cerca.

A lo mejor me he dejado llevar porque siempre me ha gustado esa electrónica más accesible con tintes ochenteros cercana al indie rock, seguramente tenía demasiadas ganas y expectativas puestas en este concierto y por eso me fastidia el doble que no vaya a estar entre los mejores del año, pero es que tampoco creo que Zonoscope esté entre los mejores discos de este 2011. Al menos me ha servido para poder responder a la pregunta y ahora tener claro que están bien pero no, no son para tanto.

 

Anuncios