Anuncios

David Bowie, la estrella sin singles números uno


Cincuenta años de carrera, 26 álbumes de estudio, 109 singles publicados y solo cuatro números uno entre las listas de éxitos (seis si contamos dos colaboraciones con terceros) de Gran Bretaña y Estados Unidos son una cantidad paupérrima para una estrella como David Bowie. Una estrella a la que de entrada esperas asociar con mayores éxitos puesto que en tu cabeza recuerdas cómo múltiples composiciones de Bowie han sido rayadas por todo tipo de anuncios, películas y eventos. Más aún: es Bowie, uno de los reyes del Pop. En este caso, rey sin éxito en los singles mientras que en los álbumes sí cumple con la idea preconcebida: siete números uno en Gran Bretaña.

https://www.youtube.com/embed/D67kmFzSh_o?rel=0

Rihanna en tan solo ocho años ha conseguido 10 números uno en singles repartidos entre ambos Gran Bretaña y Estados Unidos con siete álbumes y 47 singles. Por buscar unos contemporáneos con números similares publicados: The Rolling Stones con 29 álbumes y 109 singles, 13 singles número uno. O más cerca y compartiendo estilo para más inri, T. Rex: en nueve años lograron cuatro singles número uno con tan solo 13 álbumes y 29 singles publicados.

El Glam sin respaldo de singles

David Bowie ha sido esquivo al éxito de los grandes temas que tiene en su discografía. Sorprende ver cómo su etapa clave, en la que el Duque Blanco se convirtió en Ziggy Stardust dominando el Glam Rock, es una de las más flojas en cuanto a números de ventas sin números 1.

La época del indispensable The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars (1972, RCA), con un único single extraído: ‘Starman’ en un puesto 10 en Gran Bretaña — dos años más tarde saldría ‘Rock ’n’ Roll Suicide’ con un puesto 22 en Gran Bretaña -, olvidándose de Estados Unidos hasta su ruptura en 1975 con el número uno de ‘Fame’. Uno de sus mejores álbumes se quedaba sin promoción en singles y temas como el homónimo ‘Ziggy Stardust’, ahora ya un himno, ni huelen la independencia del resto de canciones. ‘Suffragette City’ saldría cuatro años más tarde para promocionar un recopilatorio de Bowie, Changesonebowie (1976, RCA), y pasó desapercibida en ninguna lista, sin colarse siquiera.

https://www.youtube.com/embed/muMcWMKPEWQ?rel=0

Mientras, T-Rex encadenaba un éxito tras otro en las listas británicas. Empezó con ‘Hot Love’, primer número uno suyo en 1971, y siguió ese mismo año con ‘Get It On’, con el cual logró su mejor puesto en Estados Unidos, un décimo lugar, para el año siguiente dejar otros dos éxitos con ‘Telegram Sam’ y ‘Metal Guru’. Pero es que el resto de los temas que publicaron desde 1970 a 1972, que en total fueron otros cuatro, llegaron al número dos. Números de vértigo. Tras ellos la poderosa EMI que ganó a RCA por varios cuerpos en el combate en corto por el Glam Rock. Y Tony Visconti ganaba a Ken Scott en la faceta de productor. Ya en 1974 Tony Visconti volvería a colaborar con David Bowie en su primer álbum en directo, David Live (1974, RCA) una unión que nos dejó la trilogía berlinesa (Low, Heroes y Lodger) y que hoy volvemos a ver con el regreso de Bowie a la escena musical con The Next Day (2013, Iso / Columbia). Antes, en 1969, Tony Visconti participó en el debut de Bowie como productor y en su segundo trabajo, The Man Who Sold the World (1970, Mercury). ¿Qué habría pasado si durante el Glam le hubiese producido él?

Bowie se ha caracterizado por su carácter camaleónico y buena esponja de cualquier movimiento cultural interesante que al poco se lo añadía a su espalda y parecía erigirse en el dueño y señor, como pasó con el Glam, pese a que Marc Bolan se le adelantase antes, tanto en temas como en éxitos. Ni siquiera el rebufo de este llegó a hacer que ‘Changes’ de Hunky Dory triunfase. Es más, ‘Changes’, como himno que ahora reconocemos ni entró en la lista británica.

Si hasta el grupo Sweet lograron un número uno glam con ‘Block Buster!’ en Gran Bretaña en 1973 y lo volvieron a rozar con otros cuantos temas en aquella época de apogeo del género, Slade con ‘Skweeze Me, Pleeze Me’ en 1973 y Gary Glitter nada menos que tres tops con ‘I’m the Leader of the Gang (I Am)’ y ‘I Love You Love Me Love’, ambos en 1973, y ‘Always Yours’ en 1974, por lo que llegar más tarde o más pronto no esquiva de entrada la inclusión en las listas. Al final, uno de los iconos del Glam fue el único que no rascó un número uno.

El baile de Bowie, menor nivel, mayor éxito

https://www.youtube.com/embed/S91E9QfTzB8?rel=0

Cuando David Bowie deja a Ken Scott Bowie vuelve a mirar a las listas de éxitos en formato single, casualidad. Young Americans (1975, RCA) es su vuelta al estudio con Tony Visconti con quien factura ‘Fame’, canción clave para su explosión en Estados Unidos con su primer número uno allí, mientras que en Gran Bretaña solo llegó al puesto 17. Ahora el inglés suena a Funk Rock pero esquivando el acabado rancio cutre de tanto mainstream subido a la ola. Bowie siempre ha logrado que su cambio de chaqueta parezca tan natural como el color de los ojos de Aladdin Sane.

James Brown ya había abierto la veda una década antes, George Clinton le había tomado el relevo en los 70 con mis queridos Parliament y Funkadelic y mientras Jimi Hendrix convertía el Funk en algo masivo para los rockeros de miras cortas. Todo esto más el caldo de cultivo del Disco con Chic y compañía hacen que Bowie se traslade a otro sonido masivo y esta vez sí le respalden las ventas, aunque sea de forma temporal. Aún así, ‘Fame’ dista mucho de ser su mejor tema, con John Lennon en los coros y como coautor de la letra, junto al querido compañero de viaje de Bowie, Carlos Alomar.

https://www.youtube.com/embed/CMThz7eQ6K0?rel=0

Pasarían cinco años hasta que el Duque Blanco repitiese número uno. Ni el impulso de ‘Fame’ en los Estados Unidos hizo que los siguientes temas fuesen arrastrados por el buen momento. Y eso que ‘Heroes’ salió en 1977 pero en dicho país no olió nada, en Gran Bretaña un “triste” puesto 24. ‘Heroes’ hasta tenía un videoclip para apoyar la promoción, cuando en aquel momento estos comenzaban a despegar poco a poco. ‘Ashes to Ashes’ fue su vuelta al número 1.

Habían pasado 11 años desde su primer éxito en Gran Bretaña y tras la década de los 70 en blanco, ‘Ashes to Ashes’ le devuelve el reconocimiento de las listas de ventas de singles. Con Scary Monsters (and Super Creeps) (1980, RCA), el álbum en el que está incluido dicho single, también regresa al número uno británico en tal formato, posición que no lograba desde Diamond Dogs (1974, RCA). Tony Visconti seguía al frente.

Ahora tocaba el sonido de la New Wave, de seguir la estela de Talking Heads, Devo y demás bandas. ‘Fashion’ fue el segundo single extraído de este álbum pero solo logró un quinto puesto en Gran Bretaña, mientras que los Estados Unidos seguían cerrados para Bowie, con un puesto 70.

https://www.youtube.com/embed/N4d7Wp9kKjA?rel=0

El ejemplo de la bajada de nivel con un consiguiente éxito está claro en ‘Let’s Dance’ donde la conveniencia de los últimos ecos del sonido Disco todavía logra arañar un nuevo éxito. Por primera y única vez David Bowie logra un número uno tanto en Gran Bretaña como en Estados Unidos al mismo tiempo. Número uno del álbum de mismo título y tras el que se encontraba Nile Rodgers como productor con quien enlaza una buena racha, puesto que ‘China Girl’ llega al 2, mismo puesto que con ‘Modern Love’. 1983 es el mejor año en singles de éxito para Bowie. Después, el apagón.

Adiós a los primeros puestos

https://www.youtube.com/embed/mDoLjW4YmHs?rel=0

Con ‘Let’s Dance’ David Bowie alcanza un pico popular de ventas en singles que no logrará repetir, hasta tal punto que después del álbum Let’s Dance la mayoría del resto de singles que están por venir no alcanzan a entrar ni siquiera en el top 20 o 30, cifras inesperadas para alguien como David Bowie, claro que su manera de enfocar el final de los 80 y principios de los 90 es de un nivel muy bajo. David Richards, Nile Rodgers, Reeves Gabrels o Brian Eno no logran encontrar al mejor Bowie.

Tiene que ser de nuevo Tony Visconti quien llegase en 2002 para echarle otro cable en Heathen (Iso / Columbia), con quien también firmaría Reality (2003, Iso / Columbia), su último trabajo hasta este nuevo The Next Day, que, como ya comenté, sigue con su querido productor estadounidense.

Los amigos, los éxitos (menos merecedores para presumir)

https://www.youtube.com/embed/fCP2-Bfhy04?rel=0

Que un tío con una carrera profesional tan buena, con una habilidad tan loable como la de mutarse en nuevas escenas sin perder su esencia y con tanta clase como Bowie acabe debiendo dos de sus mayores éxitos a colaboraciones de un nivel de bajura es preocupante.

En 1981 Queen ya eran esa banda de éxito masivo y canciones lánguidas y horteras que nos han rayado hasta la saciedad mientras nos decían que fumar o beber era malo para la salud. Hot Space (1982, EMI) es el décimo álbum de los británicos en el cual se encuentra uno de sus mayores himnos: ‘Under Pressure’.

El dueto al jilguero de Freddie Mercury corría por parte de David Bowie quien andaba calmado por cada verso en la producción compartida por el grupo y el propio Bowie. Todo surgió por casualidad, puesto que Bowie estaba en el estudio para cantar otro tema que al final fue descartado. Y así llegó otro número uno suyo.

https://www.youtube.com/embed/9G4jnaznUoQ?rel=0

En los 80 es cuando a Bowie le llegan la mayoría de los éxitos en la primera posición de las listas. Cuatro de los seis que tiene son de esta época. Es más, el último fue ‘Dancing in the Street’ donde comparte protagonismo con Mick Jagger.

El de los Rolling Stones se encontraba con ganas de demostrar su talento en solitario en otro final de los 80 deprimente para sus satánicas majestades, aunque a decir verdad, los 80 y finales de los 70 pueden ser borrados de su discografía sin sufrir ningún daño (a excepción de Some Girls y Tattoo You), She’s the Boss (1985, CBS) es el álbum de debut de Jagger donde Nile Rodgers también aparece tras los controles (y Bill Laswell). Ninguno de sus singles triunfan y a finales de ese mismo año publica con Bowie ‘Dancing in the Street’ logrando un número uno en Gran Bretaña con una versión de Martha and the Vandellas más que cuestionable.

Los 18 éxitos de David Bowie en el top cinco de las listas británica y estadounidense

https://embed.spotify.com/?uri=spotify:user:natxosobrado:playlist:4R9HTumOHLgL54K9boW0e8

17 éxitos que deberían ser 18 puesto que he recogido en esta lista de Spotify los temas que David Bowie ha logrado meter en todos estos años en el top 5 de las listas de éxito británicas y estadounidense. Falta el original de 1982 con Bing Crosby: ‘Peace on Earth/Little Drummer Boy’ aquí sustituido por una banda tributo, The Bowie Knives.

Además he metido el primer single de su nuevo álbum, ‘Where Are Now? porque me mola un huevo y ha logrado un sexto puesto en la lista británica con tan solo dos semanas. Confío en que suba al cinco y así pueda justificar su entrada en esta lista, si no, da igual, ahí queda la entrada de The Next Day.

Escúchalo en Spotify | David Bowie — Números 1 en UK y en EE.UU.

Anuncios