Con nocturnidad y alevosía llega, quizás, la noticia más impactante de este 2014: Pink Floyd van a lanzar material nuevo por primera vez en 20 años. Bueno, deberíamos añadir que se trata de los Pink Floyd post salida de Roger Waters, pero siguen siendo Pink Floyd al fin y al cabo.

Esta sorprendente nueva llega cuando no se cumple ni una semana de que David Gilmour y EMI encargaron la reedición de The Division Bell, un disco que ya desde sus primeros compases despedía aroma a adiós y que ahora es posible acabe calificado como un simple punto y aparte. Espero comprendáis mi entusiasmo aunque los detalles puedan acabar enfriando un poco el ambiente.

La esposa de Gilmour, Polly Samson (quien ya participó en la composición y letras de The Division Bell), anunciaba en la tarde del sábado que el decimo quinto disco de Pink Floyd pasaba de ser un sueño imposible a una realidad próxima a hacerse tangible, The Endless River parece que va a ser su título y podemos esperarlo para el próximo mes de octubre.

A falta de anuncio oficial (el cual llegará el próximo lunes) por parte de Pink Floyd, o David Gilmour más bien, varios han sido los artistas que han confirmado que el nuevo disco de la mítica banda inglesa es un hecho. En primer lugar la vocalista Durga McBroom-Hudson, quien participó en los directos de Pink Floyd durante los ochenta y noventa, ha reconocido que el material procede de las sesiones de grabación de 1994 en las que David Gilmour trabajó con Richard Wright y que desembocaron en The Division Bell, quedando parte del material guardado en un cajón bajo la etiqueta de The Big Spliff. Según cuenta la cantante, este es el material que Gilmour y Nick Manson han retomado recientemente y ella y otros vocalistas se han encargado de grabar las voces.

Por otro lado el ingeniero de sonido Andy Jackson también ha confirmado que el lanzamiento es un hecho y que procede del material guardado bajo la etiqueta The Big Spliff. Más concretamente confirma que se trata de ‘un montón de jams’ que quedaron guardadas en su momento y que han sido tomadas como base para trabajar sobre ellas, lo cual han estado haciendo desde hace más de un año.

Lógicamente esta noticia, y el disco que conlleva, va a acabar afectando al lanzamiento del álbum en solitario de Gilmour que también había sido anunciado para este año, pero supongo la ocasión lo merece y estaremos todos de acuerdo en que compensa.

A pesar de que Roger Waters no sea partícipe del lanzamiento.

Vía | Consequence of Sound

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments