El 2010 puede ser el año de confirmación de Delorean. Tras la publicación de su grandioso EP, Ayrton Senna (2009, Mushroom Pillow), los de Zarautz tienen la oportunidad de confirmar en largo todas las expectativas que muchos hemos ido poniendo en ellos desde hace años.

Qué mejor para comenzar el año bien que un concierto en la sala madrileña Joy Eslava, bajo el proyecto de los Secret Shows de MySpace, dejando entrar gratis a la gente, previas instrucciones de la red social de Rupert Murdoch. Como es normal, el público respondió muy bien, llenando el recinto.

Antes de que comenzase el concierto coincidí con Juan Louzao, antiguo editor de Hipersónica y ahora responsable de Discotraxx, con quien recordé los últimos conciertos de Delorean, de los que él había visto dos y yo uno. Hace ya más de un año (el 13 de noviembre de 2008) los pude ver en la sala Costello y salí encantado, pura dinamita.

Louzao habló también maravillas del concierto que dieron en el Ochoymedio (una de las salas con peor acústica de Madrid) y con menos énfasis del directo que dieron con Absolut como marca patrocinadora, más por las condiciones del concierto, que por el grupo en sí. Así que al final fue él mismo quien dijo que esta noche constataríamos cómo se desenvolvería el grupo en una sala como la Joy Eslava, ante tanto público, un paso más en la carrera del grupo y que confirmaba que podían llenarla de sobra, cuando hace un tiempo no se hubiese quedado ni medio llena.

El resultado final fue decepcionante, por desgracia. Quienes esperaban escuchar en directo los temas de Ayrton Senna EP tan limpios e impolutos como suenan en el 12” se llevaron una decepción. Quienes esperábamos ver a los Delorean punkies que recordábamos en una pequeña sala, como es mi caso, también nos sorprendimos al escuchar un directo donde el sonido falló desde el primer momento y las voces no sólo no se entendían, que para mí es lo de menos, sino que la línea de bajos parecía romper los altavoces sin sacar un sonido inteligible de ellos.

Delorean en directo siguen bebiendo de la escuela del señor James Murphy y sus LCD Soundsystem y DFA Records, algo que en su último EP ya han dejado de lado de cara al mejor House. En directo Ekhi Lopetegui arremetía con su bajo funk pero apenas se apreciaba ese toque negro que en estudio y en el concierto que yo recuerdo les hace ganar todos los puntos.

Para mí Delorean son un grupo de Funk, como en su día Kevin Sanderson y compañía lo fueron. Sólo que ese funk se escucha a través de sintetizadores, una batería que busca no ser sustituida por una caja de ritmos y sonidos más fríos, además de guitarras o bajos reales que llevan al escenario ese sonido electrónico.

Si de por sí suena mal, te cargas esa pegada con unas buenas líneas de bajos sutiles, los riffs de los teclados apenas se perciben con claridad y todo acaba siendo como una bola de demolición que sustituye el edificio a derruir por nuestros tímpanos, que sufren un sonido demasiado alto pese a estar en la mitad de la pista y poco claro. No consiste en el volumen, sino en el buen aprovechamiento de éste.

Aún así a mí me gustaron. Es lo que tiene ir con grandes expectativas, que quieres que sea un conciertazo, algo que no fue. Pero cuando el grupo es uno de tus favoritos y encima abordan el Punk-Funk o el Acid-House de una manera tan peculiar, saltándose molestas etiquetas, pues ahí aparece ‘Deli’ para justificar el haber ido al concierto en la Joy Eslava.

Los nuevos temas siguen en la misma línea. Por lo escuchado en el concierto no podría decir si cambian un poco más, puesto que, como ya digo, Delorean en directo son punkies, y dan una caña a sus temas que luego no tienen en estudio.

La muestra de que Delorean son más que cuatro jóvenes amantes de los sintetizadores fue el sample que usaron en uno de los temas, creo que incluso fue en la intro de ‘Deli’, pero no lo recuerdo bien, y que mi compañero Vladimir, de Noctamina, como buen clubber y amante de la electrónica que es, distinguió en cuanto lo escucho: ‘Tracey In My Room’ (YouTube), de EBTG vs Soul Vision. Los clásicos siempre presentes.

Esperemos que este traspiés en el sonido se arregle en próximas citas y sigamos disfrutando del alto nivel de Delorean. 2010 será su año, con o sin conciertos de este tipo.

Más en Hipersónica | Delorean — Ayrton Senna: Todo listo para el gran salto
Más en Noctamina | Delorean — Ayrton Senna EP: directo a lo mejor del año

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments