El concierto de ayer de Delorean en la Sala Karma (Pontevedra), englobado dentro del ciclo Heineken Music Selector, lo tenía marcado en mi calendario con un rojo más intenso (aún) que el de estos festivos. Sí, son una de las grandes esperanzas nacionales, y tanto como con el EP Ayrton Senna, como en su LP de este año, Subiza, han alcanzado una repercusión internacional sólida que me faltaba refrendar en directo. Lamentablemente, ayer me dieron la impresión de que en directo van un paso por detrás del nivel que alcanzaron en estudio.

En su defensa, puedo argumentar factores personales (lo tomaba exclusivamente como un concierto, no como el inicio de un jueves noche de fiesta, por ejemplo), o circunstanciales (un retraso de 40’ al que sólo le encuentro justificación en que mejorase el aspecto de la pista, ya que a las 23.00h estaba desangelado (apenas unas 20 personas, que se multiplicarían hasta una decente entrada [70%]). Y, obviamente, que la categoría de sus discos (Subiza no me decepcionó como a mi compañero Koala) y ese sonido tan conseguido es difícilmente reproducible en directo.

Porque en el fondo recae ahí el quid de la cuestión: si tus grabaciones entregan un sonido tan minuncioso, pulido, aséptico y perfeccionista puedes comprender que el sonido del concierto no esté a la altura, pero que, por lo menos, se sustituya por garra. Primera decepción. Ya no son el grupo punk-funk que tanto le gustan a Natxo Sobrado: ahora son un grupo house, con todo el envoltorio de dream pop, psicodelia, tropicalia, balearic, o animalcollectiviano que queráis, pero fundamentalmente house. Como tal, el concierto se parece más a una sesión que a una sucesión de temas, algo que ya se intuía (aunque más difuminado) en ‘Subiza’.

De esto modo, la actuación consistió, básicamente, en un intento de reproducir esas atmósferas etéreas y sofisticadas, que lograron en aquellas más aseadas (‘Seasun’), con entrega e intensidad en los sintetizadores, y consistencia desde la batería (y caja de ritmos), que si bien nos llevaban hacia una rave (a la que no todos teníamos previsto llegar, y que fue realmente unánime con una apoteósica ‘Grow’, que sirvió de cierre antes del bis), pero que durante el resto del concierto fue dejando buenos momentos (el trío inicial de ‘Subiza’: Stay Close, Real Love y Endless Sunset fue muy celebrado), en otros flaqueó (decepcionante y anémica versión de ‘Moonsoon’).

Es una lástima, pero quizá el problema fue que no cuentan con un líder carismático capaz de “guiar a las masas” y de frivolizar la sofistificación de sus canciones (Ekhi Lopetegui no es un frontman como su vecino Deu de We Are Standard) y en directo se aprecia fuera de lugar, frente a lo ocupados y concentrados que están el resto de sus compañeros con todos los cacharritos que llevan encima [mención especial a Unai, absoluto fuera de serie y que resulta el alma del grupo, con sus bailes y sus maneras de animar al público], mientras él “sólo” canta y toca el bajo.

No me entendáis mal: ha sido un concierto decente, y un lujo haber podido verlos en una sala pequeñita y de manera cómoda, pero no tan arrebatador como correspondería al nuevo status que han conseguido en estudio. Además, una actuación rácana (65 minutos), con un retraso de 40 minutos, y en el que, al no poder conseguir la perfección técnica del sonido de estudio, y al tampoco transmitir la energía de su etapa anterior a su fichaje por Mushroom Pillow, pierdan cierta capacidad de empatizar con la audiencia, que se lo toma prácticamente como una sesión. Es una lástima que no consigan enfocar parte de su ambición a conseguir un show más rotundo o más festivo, en una experiencia única, en conseguir que la gente entre en trance. Cuando lo logren, serán imparables. De momento, simplemente son muy buenos.

Imágenes | Koala, de su crónica Delorean + Capsula — Kafe Antzokia (Bilbao, 20–08–2009)
En Hipersónica | Delorean — Subiza: lo más emocionante, la espera > Delorean — Ayrton Senna: Todo listo para el gran salto.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments