Depeche Mode — Remixes 2: 81–11: los remixes menos personales de Depeche Mode

Ha pasado bastante tiempo desde que se anunció por primera vez el lanzamiento de este Remixes 2 de Depeche Mode, una continuación de aquel Remixes: 81–04 que tantas satisfacciones dio a muchos en su día, y que ahora sirve para hacer una actualización retrospectiva de la trayectoria de Martin Gore y compañía, bajo la visión de muchas de las más importantes personalidades de la electrónica actual, en uno de los momentos más bajos de la formación.

La expectación estaba más que justificada por tratarse de quienes se trata. Estamos hablando de una de las bandas más importantes e influyentes de las últimas décadas, y sin duda la más importante en cuanto a electrónica se refiere, así que nadie puede decir que Remixes 2: 81–11 no se merezca que le demos su merecido repaso.

De entrada debo aclarar que yo suelo ser más de versiones originales, y sobre todo si se trata de una banda como Depeche Mode, tan ligada a la electrónica e, históricamente, a la pista de baile, pero no tanto con el concepto de beats que muchos tenemos en mente y si al concepto de banda de rock al uso.

Depeche Mode: más bailables que nunca

El caso es que el sonido Depeche Mode se presta a la remezcla; siempre se ha llevado bien con ella, y, a diferencia de otras bandas similares, siempre ha dejado a otros artistas “toquetear” sus temas sin mayores escrúpulos pero manteniendo siempre un ojo puesto en lo que se hacía con ellos.

El hecho de que las bases de sus temas sean electrónicas ya da mucho juego de por sí, y no es difícil sacar partido a la mayor parte de las producciones de Depeche Mode a la hora de sacar un remix en claro.

https://www.youtube.com/embed/8onMJT7Os6g

También es cierto que muchos de los seguidores de la banda lo hacen más desde la perspectiva del proyecto de rock que desde la del proyecto electrónico, sin prestar mucha atención a los medios con que Depeche Mode elaboran su sónica, por lo que habrá muchos que sean reacios a acercarse a un disco como Remixes 2. Para todos ellos, hay que decir que sería un error no hacerlo.

Y la verdad es que parece como si el primer recopilatorio de remixes, el 81–04, estuviera claramente dedicado a esos seguidores de la banda que tienen esa concepción, ya que en él se reunían sobre todo aquellas versiones extendidas que fueron publicadas en formato 12”, en su mayoría producidas por los mismos Depeche Mode.

https://www.youtube.com/embed/HmCNmu5qE_o

En cambio, lo que ofrecen Depeche Mode en la actual colección son exclusivamente remixes realizados por productores ajenos a la banda, por lo que el concepto varía del de aquel 81–04.

Remixes 2: remixes actuales sin sello Depeche Mode

Aunque estos productores en su mayoría tienen toda una reputación en las pistas de baile, lo que encontramos en 81–11 es un poco ambiguo: hay tanto temas perfectamente bailables, orientados a la pista sin concesión alguna, como otros de un tono mucho más relajado que permiten escuchar el disco como uno más de los de Gore.

La mayoría de ellos han sido bastante respetuosos con el espíritu original de lo que tenían entre manos, y eso es algo que agradecerán sobre todo los incondicionales de toda la vida, esos que piensan que los djs no deben mancillar el buen nombre de sus bandas y temas favoritos.

https://www.youtube.com/embed/iGfEPvrlfCY

El disco tiene dos vertientes claramente distinguibles, una que tiende más hacia los beats y la pista, y otra con remixes más tranquilos y cercanos a las versiones originales, con simples arreglos que tan sólo parecen actualizar temas que, en muchos casos cuentan ya con dos décadas a sus espaldas, aunque dichas separaciones son más bien en cuanto a estilo, porque los temas se hayan distribuidos a lo largo de los 3 discos sin distinciones o separaciones.

No sé si en parte se deberá a mi afición por la electrónica, pero el resultado es un disco que se deja escuchar prácticamente como cualquier recopilación de la banda hasta la fecha, sin la molestia de sobreexposición a beats innecesarios o machacones, incluso en los productores más dados a ello. Y no es que no haya beats y material electrónico extra, es que simplemente no es para nada molesto ni oculta el sonido original de Depeche Mode.

https://www.youtube.com/embed/QBylcYHlA4U

Eso si, me parece que estamos ante una recopilación mucho más dirigida a los neófitos en el sonido Depeche Mode, si bien la primera era para los seguidores de toda la vida, con remixes que se habían ido acumulando paralelamente al lanzamiento del material remezclado, esta nueva colección bien podría ser, no la forma de explorar o rememorar la obra de la banda, sino la de empezar a conocerla; un disco que provoque ganas en los más jóvenes o en los desentendidos hasta el momento de bucear en lo que ha dado de sí tan extensa y excelente carrera, motivados sobre todo por encontrar remixes recientes o creados ex profeso y con nombres actuales que en su mayoría son conocidos por cualquier aficionado a la electrónica y el clubbing. Eso, claro está, sin dejar fuera los coleccionistas que no pueden dejar escapar una sola publicación de Gore y compañía, que son muchos, y ellos lo saben.

https://www.youtube.com/embed/fVUfcJ_8erkhttps://www.youtube.com/embed/ZBivyyKdwt0

Quizás los cortes más destacables, o más bien esperados, de este Remixes 2 sean el ‘Behind The Wheel’ firmado por Vince Clarke por un lado y el ‘In Chains’ manufacturado por Alan Wilder. Personalmente me quedo con el trabajo del primero, en clave techno y bastante más potente, incluso que el original, aunque el trabajo de Wilder, mucho más tranquilo y despojado de gran parte del artificio electrónico puede agradar bastante más a los seguidores de Depeche Mode que no tengan problemas con la fase creativa más reciente de la banda.

https://www.youtube.com/embed/8BpOmY025Ks

Pero como ya he comentado antes, Remixes 2 está repleto de grandes nombres, desde UNKLE, a Röyksopp pasando por Digitalism, Trentemøller, M83 o Peter Bjorn & John, y eso dejándome a muchos otros dignos de mención, al menos para los más clubbers en la sala. La tónica general es la del techno, aunque hay espacio para el indie/nu dance de Trentemøller en ‘Wrong’, Röyksopp con ‘Puppets’ o Peter Bjorn & John y su visión del ‘Fragile Tension’, (excelentes estos 3, por cierto) o los ritmos más progresivos (y comerciales) de Eric Prydz en su ‘Never Let Me Down Again’ o Alex Metric con ‘Personal Jesus’. Básicamente, en un listado tan amplio, que contiene nada menos que 37 cortes, hay sitio para casi todas las tendencias de la electrónica y para contentar a casi todo el mundo.

Si merece la pena hacerse con una copia de Remixes 2, yo creo que si, aunque con los matices que se han detallado antes. No si sois alérgicos a los sonidos más bailables pero si en cualquier otro caso. Los remixes que se han reunido son en su mayoría trabajos más que excelentes, dignos, aunque quizás lo escuchado como adelantos, como ‘Personal Jesus (The Stargate Remix)’ no haya hecho justicia a otros cortes mucho más destacables de entre tan extenso tracklist. Sin duda, el concepto del álbum hace pensar que muchos de estos remixes funcionarían mejor comercialmente en formato EP, pero, si aún así estáis decididos a haceros con una copia, haceos con la versión triple. Con la simple sólo os estaréis llevando una mínima parte de lo que esta colección encierra, y aunque pocas, alguna joya si que hay.

En Hipersónica | Depeche Mode dejan escuchar ‘Personal Jesus (The Stargate Mix)’, adelanto de Remixes 2: 81–11

Anuncios