Anuncios

Desmadrados Soldados de Ventura — Interpenetrating Dimensional Express

Hay un motivo fundamental por el que apreciar, dejando a un lado las consideraciones musicales, a Desmadrados Soldados De Ventura, y tiene que ver con el profundo simbolismo de su nombre. La utilización del español como vehículo a mitad de camino entre lo jocoso y lo serio tiene cierto recorrido en la historia del Pop/Rock anglosajón, con notorios ejemplos como The Offspring, The Clash y, como muchos recordarán, The Durutti Column. Al contrario que el proverbial grupo de Viny Reilly — de trágica fortuna personal y artística — , Desmadrados Soldados de Ventura sí respetan la grafía española, y no hay confusión de por medio que altere la forma real de su nombre. Una declaración tan genial, una referencia velada a la mitología del oeste norteamericano, es el doble de valiosa proveniente de una ciudad tan aburrida y gris como Manchester. Allí nadan a contracorriente: en la ciudad que fue y es un vivero musical para tendencias tan históricas y esenciales como el Post-punk o el Punk, Desmadrados Soldados de Ventura optan por la psicodelia sin cortar. Y cuando decimos sin cortar, significa sin cortar.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=3708174821/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=3726648422/transparent=true/

Interpenetrating Dimensional Express (autoeditado, 2014) — un nombre muy acorde al género que practica el grupo, también muy estereotipado — es el cuatro trabajo de los mancunianos, y explora, al igual que sus discos anteriores, la variante más Space, Jam Band y caótica de la psicodelia moderna. Siendo como son un grupo de lo más interesante, Desmadrados Soldados de Ventura optan por la carencia total de orden en aras de diferenciarse de los numerosos grupos que surgen en torno a las mismas coordenadas. Este mismo año hemos hablado de Electric Moon o The Cosmic Dead, pero hay más, no todos tan interesantes, y surgen discos todos los años. Vivimos, como en casi todos los géneros, gracias a la proliferación de herramientas que permiten acceder de forma más barata a medios de grabación — la rentabilidad del producto final es otra historia — , un vivero musical si hablamos de improvisación, largas jam y motivos psicodélicos. Desmadrados Soldados de Ventura están por encima de la media, aunque les falte un punto para ser un grupo a la vanguardia.

No tener medida, no conocer orden o límite

¿Por qué? Porque, por ejemplo, no tienen medida, e incluso grupos tan excesivos en su día como Hawkwind sabían más o menos dónde poner el freno. Es fascinante, en cualquier caso, que Interpenetrating Dimensional Express se alargue nada menos que a los ochenta minutos de duración, toda una exageración si tenemos en cuenta que tan sólo consta de cuatro canciones. Cada uno de los temas, por llamarlos de algún modo, compuestos por Desmadrados Soldados de Ventura para la ocasión se alargan por encima de los veinte minutos. Experiencias sónicas más allá del formato canción. Interpenetrating Dimensional Express ni siquiera apuesta por progresiones más o menos delimitadas, como pudiera ser el caso de otros grupos señeros dentro del género, o por una variedad estilística evidente. Su fórmula es simple: tocar todas las ideas que se les ocurran más o menos a la vez, de forma alborotada y con el mayor grado de confusión posible. Una maraña de sonidos y estructuras de la que salen indemnes.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=3708174821/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=850479166/transparent=true/

7.6/10

El disco es larguísimo, eso sí, y a ratos cierta sensación de historia interminable se apodera de él. No obstante, aunque sus carencias compositivas a la hora de estructurar sus ideas sean obvias, el positivo resultado de su propuesta tiene sus orígenes en tan importante defecto. Desmadrados Soldados de Ventura se las arreglan a las mil maravillas para hacer de la necesidad virtud y de sus canciones un climax continuado que sólo en determinados momentos baja de la nube. El mejor ejemplo es la divertidísima ‘Photospheric Composition’. Pura improvisación repleta de fuzz, secciones rítmicas aleatorias, voces en trance amenizando la canción de fondo, etcétera, etcétera. Hablábamos de su nombre más arriba: conjuga todo lo bueno y malo de su música. El atrevimiento, el desmadre, una postura que a ratos no pueden sostener, la aventura, lo irracional. Eso sí, impera lo positivo.

Anuncios